América Latina

América Latina celebra el 'histórico' acercamiento de EEUU y Cuba

Servicios/ el Nuevo Herald

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que el anuncio del gobierno de EEUU es ‘una una victoria histórica de Cuba, del pueblo cubano’, y la mandataria de Argentina, Cristina Fernández, resaltó que La Habana ‘supo mantener en alto sus ideales y hoy en pie de igualdad normaliza sus relaciones” con EEUU.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que el anuncio del gobierno de EEUU es ‘una una victoria histórica de Cuba, del pueblo cubano’, y la mandataria de Argentina, Cristina Fernández, resaltó que La Habana ‘supo mantener en alto sus ideales y hoy en pie de igualdad normaliza sus relaciones” con EEUU. EFE

Los presidentes latinoamericanos celebraron el miércoles la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, que calificaron de “histórico” acercamiento y auguraron el inicio de una nueva etapa de integración en el continente.

La presidenta argentina, que participó junto con otros cinco mandatarios sudamericanos de la Cumbre del Mercosur en la ciudad argentina de Paraná, resaltó “ver un momento como este histórico” y envió “un inmenso saludo y profundísimo respeto a la dignidad del pueblo cubano y su gobierno que supo mantener en alto sus ideales y hoy en pie de igualdad normaliza sus relaciones” con Estados Unidos.

La mandataria brasileña Dilma Rousseff saludó a “(Raúl) Castro y a (Barack) Obama y sobre todo al papa Francisco por ser uno de los factores más importantes en este acercamiento”.

Para el presidente venezolano Nicolás Maduro, también presente en la cumbre, se trata de “una victoria de la moral, de la ética, de los valores, una victoria histórica de Cuba, del pueblo cubano” a la vez que reconoció “el gesto del presidente Obama de valentía y necesario en la historia… da un paso, quizá, el más importante de su presidencia”.

También destacó la participación del papa Francisco en el acercamiento entre la isla y Estados Unidos tras más de medio siglo de ruptura diplomática y comercial.

Tanto Obama como Castro anunciaron el miércoles que iniciarán conversaciones para normalizar las relaciones diplomáticas, en el cambio más significativo de la política de Washington hacia la isla en décadas. Entre las medidas para generar confianza entre los viejos enemigos el contratista estadounidense Alan Gross fue liberado por Cuba mientras tres agentes cubanos presos en Miami también recuperaron su libertad.

“Esta es una gran noticia para la región y para el mundo. Es un paso fundamental para la normalización de las relaciones entre los dos países y esto va a repercutir muy positivamente en todo el hemisferio”, dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos en una conferencia de prensa en la casa de gobierno en Bogotá.

Santos celebró “la audacia y el coraje del presidente Obama y del gobierno cubano para tomar esta decisión que abre la puerta para que en un futuro, ahora no muy lejano, podamos alcanzar ese sueño de tener un continente donde haya paz total entre las naciones”.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, expresó su total disposición a ayudar para que ambos países logren “una eficaz normalización” de su relación y “que sea en beneficio de un país hermano como lo es Cuba”.

“México invariablemente ha respaldado a (…) Cuba para que tenga igualdad de condiciones y los mismos derechos que tienen todos los demás países del hemisferio”, señaló tras elogiar a Obama, por tomar esta “decisión histórica”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de ese país, de su lado, indicó que el viaje de funcionarios de alto rango de Estados Unidos a Cuba ayudará a la normalización del diálogo bilateral.

La eliminación de restricciones financieras, la posibilidad de que estadounidenses puedan abrir cuentas bancarias, el uso tarjetas de crédito y el incremento al tope de las remesas suponen “un parteaguas en este proceso de renovación de relaciones bilaterales”, apuntó.

Además, “la liberación mutua de presos representa un paso firme en este momento de distensión entre los dos países”, afirmó el gobierno mexicano, que celebró la voluntad de ambos países de “fomentar un diálogo abierto en un amplio universo de temas”.

La decisión “es consecuente con la posición histórica de México de buscar soluciones pacíficas a las controversias y promover la paz en el hemisferio”, concluyó la SRE.

Ollanta Humala, el presidente peruano, dijo que “hay que recordar, como ha dicho el presidente de EEUU, todos somos América. Este es un paso clave, histórico, valiente que va a permitir avanzar de manera importante en el proceso de integración de toda América”.

Su homólogo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, consideró que “la normalización de relaciones entre EEUU y Cuba abriría un nuevo momento en el diálogo entre Estados Unidos y América Latina”, y añadió “pondría fin a una política que ha resultado durante mucho años ineficaz y que lo que ha hecho es traerle mucha tristeza a miles de personas”, en los dos países.

En Nicaragua, el gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega saludó “el firme mensaje” del mandatario cubano Raúl Castro y las “valientes decisiones” de Obama.

“Entendemos que se abre una etapa nueva en la historia de nuestra América y el Caribe” y que el anuncio” , indicó el Ejecutivo nicaragüense en un comunicado.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo en su cuenta en Twitter: “Acercamiento diplomático histórico entre Cuba y EEUU; cese de fuego indefinido de las FARC. Día de buenas noticias en la Patria Grande (Latinoamérica)”.

Los gobernantes de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana, reunidos en la cumbre de jefes de Estado del Sistema de Integración Centroamericana, emitieron una declaración especial celebrando “que se adoptaran medidas mutuas para mejorar el clima bilateral entre ambos países, que permitan avanzar en la plena normalización de los vínculos entre ambas naciones sustentadas en el principio del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas”.

En un comunicado, en tanto, el gobierno de Chile manifestó que la reanudación de las relaciones bilaterales “constituye un paso histórico y tremendamente positivo… que también abrirá nuevos espacios para un mayor entendimiento hemisférico”.

Mientras que el secretariado de la Comunidad del Caribe (Caricom) celebró en un comunicado el restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana, por el que bregó durante años, según recordó.

El 8 de diciembre, durante la quinta cumbre Cuba-Caricom, el bloque abogó por la plena integración de la isla comunista al hemisferio y por el cese del bloqueo estadounidense.

El anuncio de este miércoles “es la señal del comienzo de una nueva era en nuestro hemisferio y demuestra el valor del diálogo para dirimir las diferencias”, señaló.

  Comentarios