América Latina

Marchan en Panamá por la invasión de 1989

Familiares lloran ante las tumbas de los caídos en la invasión estadounidense a Panamá del 20 de diciembre de 1989, cuando se cumplen 25 años de la acción armada.
Familiares lloran ante las tumbas de los caídos en la invasión estadounidense a Panamá del 20 de diciembre de 1989, cuando se cumplen 25 años de la acción armada. EFE

Decenas de familiares de los caídos el 20 de diciembre de 1989 durante la invasión estadounidense a Panamá para derrocar al general Manuel Antonio Noriega marcharon el sábado bajo la lluvia desde el centro de la capital al “barrio mártir” de El Chorrillo, arrasado durante la acción militar.

La “Marcha Negra”, por el uso de prendas de vestir de ese color desde 1990, partió del Parque Porras hacia El Chorrillo gritando consignas, bajo una ligera lluvia, sin que se reportaran incidentes de consideración.

La presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Caídos en la Invasión del 20 de diciembre de 1989, la mayor retirada Trinidad Ayola, encabezó la caminata acompañada por decenas de panameños, algunos miembros del Partido del Pueblo, universitarios y algunos excombatientes.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, el primero en honrar oficialmente a los caídos en la invasión estadounidense de 1989, anunció temprano que su vicepresidenta, Isabel De Saint Malo, dirigirá una comisión que hará una “profunda” investigación.

Además de la vicepresidenta y canciller, la comisión la conformarán “familiares de las víctimas de la invasión, la Iglesia católica y otros sectores de la sociedad nacional”, detalló el gobernante en el cementerio Jardín de Paz, en donde rindió homenaje a los caídos, hace hoy 25 años, durante la “Operación Causa Justa”, como la llamaron los estadounidenses.

Ayola pidió a Varela declarar día de duelo nacional esta fecha, demandar a Estados Unidos por los daños ocasionados y para que pida perdón, crear un museo de historia y esclarecer cuántos panameños murieron y están desaparecidos por esa causa.

Varela dijo a periodistas, luego del homenaje, que le comunicó a la dirigente que “todas sus peticiones serán acogidas por esta comisión”.

“Es una manera del Estado de contribuir con todas nuestras fuerzas a cerrar esas heridas que aún quedan pendientes y vivas en muchos panameños para poder así, avanzar unidos como país”, precisó el mandatario.

Según sea la fuente, se habla de 500 a 5,000 fallecidos.

En la invasión estadounidense, denominada “Causa Justa”, unos 26,000 soldados llegaron a Panamá para desmantelar el Ejército panameño y capturar al general Manuel Antonio Noriega, que se entregó trece días después y fue condenado en EE.UU. a cuarenta años de prisión por narcotráfico, que se redujeron a menos de veinte.

Noriega fue el último general que sojuzgó este país durante el régimen militar instalado en 1968 por un golpe de Estado encabezado por el general Omar Torrijos, fallecido en 1981.

Noriega está preso desde hace tres años en Panamá por condenas que suman seis décadas por violaciones a los derechos humanos y asesinato, tras ser repatriado de una celda en Francia, en donde purgó casi dos años de prisión por blanqueo.

  Comentarios