América Latina

La travesía de Santa Claus explicada con la Teoría de la Relatividad

El científico Gerardo Herrera Corral dijo que Santa Claus podría valerse de los principios de la Teoría de la Relatividad, la cual postula que es posible la existencia de agujeros negros de gusano que conectan diferentes partes del espacio y tiempo.
El científico Gerardo Herrera Corral dijo que Santa Claus podría valerse de los principios de la Teoría de la Relatividad, la cual postula que es posible la existencia de agujeros negros de gusano que conectan diferentes partes del espacio y tiempo. AP

La Teoría de la Relatividad y el bosón de Higgs, de Albert Einstein y Peter Higgs, pueden “arrojar luz” sobre la “hazaña” de Santa Claus y la entrega de regalos en varias partes del mundo la madrugada del 25 de diciembre, explicó de manera divertida el investigador Gerardo Herrera Corral.

El científico dijo que “Santa podría valerse de los principios de la Teoría de la Relatividad”, la cual postula que es posible la existencia de agujeros negros de gusano que conectan diferentes partes del espacio y tiempo.

“Con ellos San Nicolás podría viajar y conectarse a distintos sitios en muy poco tiempo para entregar todos sus regalos”, apuntó el experto del Departamento de Física del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en tono lúdico en un artículo de divulgación científica.

Santa Claus no solo podría desplazarse a varias partes del planeta, sino detener el tiempo “mientras baja por la chimenea o entra por las puertas o ventanas de las casas para entregar los regalos, porque una propiedad de dichos agujeros es que en su entrada el tiempo no transcurre”, añadió.

Pero para que el agujero de gusano le sea útil a San Nicolás, requeriría de una cantidad de energía negativa poco realista, equivalente al tamaño de un planeta grande concentrada en un volumen pequeño, por lo que Santa podría valerse de nuevos descubrimientos en el campo de la física de altas energías.

El recientemente observado Bosón de Higgs, un campo cuántico cuya energía en su estado más bajo es negativa, le ofrece una posibilidad más real a Santa de desplazarse largas distancias en poco tiempo.

“Algunos pensamos que el Higgs podría estar detrás del misterio decembrino de Santa Claus y responder ¿Cómo es que el personaje puede entregar millones de juguete en una sola noche?”, señaló el investigador.

Explicó que cuando nació el Universo, hace 13,800 millones de años, las partículas sin masa se movían a la velocidad de la luz y formaban solo un resplandor de partículas lumínicas incapaces de formar estructuras.

Los cosmólogos piensan que la súbita expansión del Universo, al término de la cual las partículas habían adquirido masa, se debió a la presencia de un campo escalar que en su nivel más bajo adquirió una energía negativa, la cual es posible en el mundo microscópico descrito por la mecánica cuántica, dijo.

Más aún, señaló, la existencia de campos con valor esperado más bajo de energía negativa ha quedado comprobada con el descubrimiento del Bosón de Higgs.

“Con un artilugio de este tipo, Santa Claus sería capaz de deformar el espacio-tiempo y poner a su disposición la perpetuidad misma, por lo que la ejecución de sus entregas es un pasatiempo sin que pase el tiempo”, finalizó Herrera Corral.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios