América Latina

Actriz Moria Casán declara tras hallarle cocaína al entrar a cárcel paraguaya

La actriz y vedette argentina Moria Casán llega a la sala de juicio oral número 1 el martes 15 de diciembre de 2015, en Luque (Paraguay).
La actriz y vedette argentina Moria Casán llega a la sala de juicio oral número 1 el martes 15 de diciembre de 2015, en Luque (Paraguay). EFE

La actriz argentina Moria Casán declarará hoy ante una fiscal paraguaya tras encontrar en su poder una cantidad de 1,6 gramos de cocaína en la cárcel de mujeres de Asunción, a donde ingresó el martes tras ser detenida por su supuesta implicación en un robo de joyas en 2012.

Casán fue trasladada esta mañana de la cárcel del Buen Pastor a la Fiscalía Especializada, donde será interrogada por la fiscal antinarcóticos de turno, Elva Cáceres, en relación a la droga que le encontraron en su billetera funcionarias de la prisión, informó a Efe una fuente del Ministerio Público.

La misma fuente añadió que el análisis demostró que se trata de cocaína y que ahora la fiscal deberá decidir si imputa a la actriz por posesión de sustancias ilegales.

Tras esa comparecencia, la vedette regresará al Buen Pastor, donde entró un día después de ser detenida, a su llegada al aeropuerto de Asunción.

El ingreso se produjo tras su comparecencia en el juzgado de primera instancia de Luque, en el Gran Asunción, y después de que la magistrada Dina Marchuk decretara la prisión preventiva ante el riesgo de fuga.

La magistrada consideró, además, que el caso no había sobreseído, como plantearon los abogados de la actriz, quienes mantienen que esta firmó un acuerdo con el joyero que denunció la desaparición de las joyas.

Ahora la actriz debe esperar que se anuncie la fecha de una audiencia para tratar la homologación de ese acuerdo.

Casán llegó a Asunción el lunes de forma voluntaria para cerrar el caso, que se remonta al 27 de julio de ese año cuando participó en un evento en un hotel de la localidad de Luque.

Allí usó un colgante y un par de aros con brillantes y zafiros que nunca fueron devueltos, según el joyero paraguayo Armando Benítez, quien se los había prestado.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios