América Latina

Dólar se dispara en Argentina tras cese de restricciones

Las casas de cambio y bancos argentinos abrieron hoy, en la primera jornada tras el levantamiento de las restricciones cambiarias conocidas como "cepo", con una fuerte depreciación del peso argentino y tras 45 minutos de operaciones esa divisa bajaba en torno a un 47 % frente al dólar.
Las casas de cambio y bancos argentinos abrieron hoy, en la primera jornada tras el levantamiento de las restricciones cambiarias conocidas como "cepo", con una fuerte depreciación del peso argentino y tras 45 minutos de operaciones esa divisa bajaba en torno a un 47 % frente al dólar. AFP/Getty Images

Las casas de cambio y bancos argentinos abrieron el jueves, en la primera jornada tras el levantamiento de las restricciones cambiarias conocidas como “cepo”, con una fuerte depreciación del peso argentino y tras 45 minutos de operaciones esa divisa bajaba en torno a un 47 % frente al dólar.

A las 10.45 hora local (13.45 GMT), casi una hora después de la apertura del mercado, el precio para la venta se ubicaba mayoritariamente en 14,5 pesos para la venta y 13,5 para la compra, lo que supondría una depreciación del 47,4 %, según medios locales.

En los primeros minutos de operaciones, a las 10.00 hora local (13.00 GMT), la cotización se situaba en valores entre los 13 pesos por unidad y los 14, frente a los 9,835 pesos por dólar a los que cerró el miércoles el mercado cambiario oficial.

Se espera que a lo largo del día los valores fluctúen y el Banco de la Nación Argentina aún no ha publicado sus cotizaciones, que servirán de referencia para el resto de entidades.

A punto de cumplir una semana de gestión, el Gobierno de Mauricio Macri anunció este miércoles el levantamiento de las restricciones cambiarias, conocidas como “cepo” al dólar, con el objetivo de “normalizar la economía” y recuperar la senda de crecimiento tras cuatro años de estancamiento.

Las restricciones fueron implementadas desde el 2011 por el Ejecutivo de Cristina Fernández, con el objetivo de frenar la sangría de divisas del Banco Central argentino y evitar la devaluación del peso.

La imposibilidad de comprar moneda extranjera dio lugar al florecimiento de un mercado paralelo informal en el país, en el que el dólar llegó a venderse este año un 70 % más caro que el precio oficial.

El fin del cepo supone también la unificación del tipo de cambio.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios