América Latina

Los mexicanos ya no son tan nacionalistas

Judith Castillo y Claudio González, ambos de México, comentan sobre una encuesta sobre nacionalismo, en la heladería La Michoacana.
Judith Castillo y Claudio González, ambos de México, comentan sobre una encuesta sobre nacionalismo, en la heladería La Michoacana. rkoltun@elnuevoherald.com

Los mexicanos tienen la reputación de ser nacionalistas a ultranza, dispuestos a defender su país sin importar costo o razón.

Un asesor del presidente Reagan en una ocasión le dijo al diario New York Times que tratar con los mexicanos era “como tocar un puercoespín”.

Eso explica, quizás, el espectacular suicidio de un joven cadete militar mexicano que se arrojó desde lo alto del castillo de Chapultepec envuelto en la bandera mexicana para evitar que las fuerzas armadas estadounidenses se apoderaran de esta durante la guerra mexicano-americana del siglo XIX.

Por todo esto, fue una verdadera sorpresa cuando una reciente encuesta internacional mostró que los mexicanos no están tan identificados con su país como personas de otras nacionalidades.

En una encuesta realizada el 2014 entre 45,297 personas en 33 países, los mexicanos quedaron en el vigésimo quinto lugar –en comparación con los japoneses, que ocuparon el primer lugar.

En la encuesta a la que contribuyó el Instituto de Mercadotecnia y Opinión (OMI) de México, los españoles y los estadounidenses incluso quedaron en puestos más altos que los mexicanos –respectivamente, 23 y 21.

“La realidad actual en México ha cambiado”, dijo César Augusto Morones Servín, presidente y director general de OMI, a modo de explicación sobre el resultado mexicano. “El pueblo de México ya no es tan tradicionalista. Ahora se ven a sí mismos como la vanguardia, más moderno, más global”.

Y en el escenario mundial, las autoridades japonesas han reconocido que sus ciudadanos, por lo general, son cada vez más nacionalistas debido a una creciente rivalidad con China y otros vecinos asiáticos.

El resultado de la encuesta refleja una inclinación hacia el nacionalismo, sobre todo entre los jóvenes del Japón.

“En todo Japón, hay indicios de que el estado de ánimo colectivo –por largo tiempo influenciado por los remordimientos por la Segunda Guerra Mundial– se encuentra en medio de un cambio debido a las crecientes tensiones con sus rivales, especialmente China y Corea del Sur”, dijo el diario Wall Street Journal en un análisis el año pasado.

El consulado general japonés en Miami, sin embargo, dijo que los resultados de la encuesta reflejan el apego de los japoneses a su cultura.

“Los japoneses, como los ciudadanos de todas las naciones, se sienten apegados a su país y su cultura”, según un comunicado del consulado. “Bendecidos por una abundancia de flora y fauna, los japoneses son criados con un respeto por la naturaleza y por otras personas”.

En las calles de Miami, mientras tanto, los inmigrantes de algunos de los países representados en la encuesta ofrecieron sus propias respuestas a la pregunta central de la encuesta: ¿Qué tan cerca o apegado se siente Ud. emocionalmente a su propio país?

“Uno nunca debe olvidar su propia cultura”, dijo Judith Castillo, una inmigrante de Chiapas, estado mexicano en la frontera con Guatemala. “Pero también tengo que dar gracias a Dios por haberme traído a esta tierra de bendiciones que es Miami”.

Castillo, empleada de la heladería La Michoacana, habló mientras despachaba clientes en el comercio de La Pequeña Habana.

“En este momento, con la Navidad tan cerca, pienso más en México”, señaló Claudio González, un cliente de La Michoacana, oriundo del estado de Guerrero, donde se ubica Acapulco.

Los españoles en Miami también respondieron a la pregunta de la encuesta.

“Me siento muy asociado, identificado con mi tierra”, dijo Felipe Pérez, que opera el restaurante español de Miami Jamón Ibérico Pata Negra.

“Es innegable que eres inmigrante, y cuando llevas mucho tiempo fuera del país, pues regresas y te sientes a lo mejor también extranjero en él; pero me siento, y amo a este país, profundamente, sin embargo, no me siento totalmente americano”.

Pérez dijo que aunque es ciudadano, le siguen preocupando los problemas de España.

OMI es una organización con sede en Zapopan, una ciudad cerca de Guadalajara, la segunda ciudad de México, en el estado de Jalisco.

Las personas interrogadas en la encuesta viven principalmente en países europeos y asiáticos.

El único país latinoamericano que aparece en la encuesta es México.

El único otro país de habla hispana en la encuesta es España.

Morones dijo que otros países de América Latina no se incluyeron en la encuesta del año pasado debido a que habían participado en años anteriores. Dijo que no tenía a mano los resultados de esos años.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios