América Latina

Impiden exámenes a personal electoral en protesta por jóvenes desaparecidos

Manifestantes que reclaman la aparición con vida de 43 estudiantes desaparecidos impidieron este sábado al Instituto Nacional Electoral (INE) realizar exámenes para elegir al personal que lo apoyará en los comicios del próximo 7 de junio en la ciudad de Chilpancingo, capital del estado mexicano de Guerrero.

Un grupo liderado por el sindicato Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) irrumpió en las instalaciones de la escuela de ciencias de la comunicación de la universidad Autónoma de Guerrero e impidió la realización de los exámenes que haría el INE a cerca de 200 candidatos.

Los aproximadamente 30 maestros de la Ceteg que realizaron la protesta gritaron arengas en las que ratificaron que no dejarán realizar las elecciones en Guerrero y exigieron la aparición de los estudiantes desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

“Nos faltan 43” y “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, fueron algunos de los mensajes que portaron en pancartas los manifestantes.

Además de impedir los exámenes del INE, los maestros de la Ceteg obstaculizaron pruebas de actualización que realizaría la Secretaría de Educación Pública a maestros en Guerrreo.

En este caso, los integrantes del sindicato decomisaron los cuadernos de los exámenes y amenazaron con quemarlos.

El calendario electoral en los municipios guerrerenses de Chilpancingo y Tlapa tuvo que ser modificado debido a que las protestas por los estudiantes del magisterio de Ayotzinapa le impidieron al INE realizar el pasado 20 de diciembre exámenes para la selección del personal que contratará para el proceso electoral.

Los exámenes para elegir a capacitadores y asistentes electorales se efectuaron en días pasados en Tlapla y estaban previstos para hoy en Chilpancingo.

Guerrero se ha convertido en la principal preocupación para la autoridad electoral en México con miras a las votaciones de junio próximo, en las que se renovarán 500 diputados federales, los Gobiernos de nueve estados, entre ellos el de Guerrero, y 1.532 cargos locales.

En medio de las protestas que reclaman justicia por la desaparición de los 43 estudiantes en la ciudad de Iguala a manos de autoridades corruptas y el cártel Guerreros Unidos varias instalaciones del INE han sido tomadas.

Además, en Chilpancingo y el puerto de Acapulco en protestas se destruyeron en semanas pasadas módulos de entrega de la credencial para votar, lo que ha generado inconvenientes en la emisión de este documento.

  Comentarios