América Latina

Investigarán denuncias contra empresa china que implican a ex novia de Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales (der.), junto al vicepresidente Alvaro García Linera, participan en el cierre de campaña de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), a nueve días del referendo al que se someterá la iniciativa del oficialismo boliviano para reformar la Constitución.
El presidente de Bolivia, Evo Morales (der.), junto al vicepresidente Alvaro García Linera, participan en el cierre de campaña de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), a nueve días del referendo al que se someterá la iniciativa del oficialismo boliviano para reformar la Constitución. EFE

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, convocó a una sesión parlamentaria para crear este martes una comisión que investigue las denuncias de un supuesto tráfico de influencias a favor de la empresa china Camce, donde trabaja como ejecutiva una ex novia del presidente Evo Morales.

El pleno abordará como único punto la conformación de una “comisión especial mixta” para investigar los diversos contratos firmados por el Estado boliviano con la empresa china CAMC Engineering (Camce), informó el lunes el Congreso en un comunicado.

El propio Morales pidió la semana pasada al Parlamento, donde sus partidos cuentan con dos tercios, la creación de una comisión que investigue esas denuncias, que inicialmente hizo el periodista Carlos Valverde y fueron amplificadas por la oposición.

La denuncia indica que Camce ha obtenido millonarios contratos del Estado, la mayoría por invitación directa de este, por un valor de $566 millones.

La gerente comercial de la firma en Bolivia es Gabriela Zapata Montaño, que hoy tiene 29 años y con la que el mandatario tuvo un hijo en el 2007, que falleció poco después, según reconoció el gobernante.

La petición del mandatario a la Asamblea Legislativa respondió a una solicitud planteada por la bancada de la fuerza opositora Unidad Demócrata (UD) para que una comisión multipartidaria, con participación de observadores de la sociedad civil y veedores de organismos internacionales, investigue las denuncias.

Morales también ha pedido al contralor general del Estado, Gabriel Herbas, que indague si hubo o no irregularidades en los procedimientos administrativos para contratar a la empresa china.

La oposición ha cuestionado que Herbas haga la investigación porque fue diputado oficialista antes de ser contralor.

Morales y la propia Zapata se han defendido por separado y han asegurado que se trata de una movida dentro de la “guerra sucia” con miras al referendo constitucional de este domingo, en el que los bolivianos decidirán si el gobernante podrá o no volver a postular en las elecciones del 2019.

La reforma que se someterá a consulta plantea modificar el artículo 168 de la Carta Magna para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos, al sustituir el término “una sola vez” por “dos veces” para las reelecciones posibles.

Las encuestas difundidas por los medios en las últimas semanas mostraban empates entre las opciones a favor y en contra de la reforma, si bien un sondeo publicado este domingo por varios diarios mostró que el 47% de los bolivianos se inclina por el “no”, frente a un 28% que lo hace por el sí y un 25% de indecisos.

  Comentarios