América Latina

Premios Nobel piden liberación de Leopoldo López en Venezuela

Los premios Nobel de Paz Lech Walesa (izq.) y Oscar Arias asisten a una conferencia de prensa este jueves en Caracas, Venezuela.
Los premios Nobel de Paz Lech Walesa (izq.) y Oscar Arias asisten a una conferencia de prensa este jueves en Caracas, Venezuela. EFE

Dos premios Nobel de la Paz, el costarricense Óscar Arias y el polaco Lech Walesa, participaron el jueves hoy en una sesión especial del Parlamento venezolano en apoyo de los opositores presos y clamaron por la libertad del dirigente Leopoldo López, que cumple dos años encarcelado.

Arias expresó que de la libertad de López, condenado a casi 14 años de prisión, y de la de “los presos políticos, depende que Venezuela pueda volver a ser conocida como una democracia que respeta los derechos humanos”.

El costarricense consideró que en las pasadas elecciones legislativas del 6 de diciembre, en las que la oposición consiguió la mayoría de las curules, Venezuela demandó “un cambio profundo de rumbo”.

El ex mandatario lamentó el “severo deterioro social” que, a su juicio, experimenta Venezuela, y que se manifiesta, dijo, en un aumento de la pobreza y de la delincuencia y en condiciones de vida que “no pueden calificarse de dignas”.

“Si en algún momento la revolución bolivariana se juzgó por sus intenciones, hoy es menester juzgarla por sus resultados”, subrayó, y exhortó a los gobernantes a admitir errores y negociar un nuevo rumbo para el país.

Arias también criticó que el gobierno responsabilice a actores externos por la situación que afronta Venezuela.

“Es cínico hablar de conspiración internacional, de guerra económica, de inflación inducida y de sabotaje del sector privado, a quienes han sido testigos de primera mano de los errores y los abusos cometidos por las propias autoridades”, señaló.

Por su parte, Walesa indicó que “un acto de injusticia pone en cuestión a toda la justicia de nuestra sociedad y nuestro país”.

“No lleven a las personas a las cárceles, pónganse a trabajar (…) nuestra sabiduría depende de estar unidos”, aseguró el polaco, quien insistió en “no buscar culpables”.

Arias y Walesa acudieron a la sede del Legislativo venezolano acompañados también por Nontombi Naomi Tutu, hija del obispo sudafricano y también Nobel de la Paz, Desmond Tutu, quien criticó que el juicio de López haya sido “secreto y no transparente”.

La sesión especial del jueves en el Parlamento venezolano fue convocada con motivo de la visita a Venezuela de los Premios Nobel para apoyar a los opositores presos, en coincidencia con la fecha en la que López se entregó voluntariamente a las autoridades venezolanas el 18 de febrero de 2014.

López aprovechó hoy para escribir una carta pública desde la cárcel, en la que pidió a la alianza antichavista Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que defina el mecanismo para acortar el mandato del presidente del país, Nicolás Maduro, debido a la agudización de la crisis política y económica.

En la misiva, titulada “A dos años de mi injusto encarcelamiento”, López se sumó a la intención de varios opositores venezolanos de adelantar el fin del Gobierno de Maduro a través de alguna alternativa constitucional, que aún no se ha definido.

“Sea cual fuere el mecanismo que definamos de consenso para lograr la salida a este desastre, hoy nuestro debate más importante debe estar centrado en la construcción de un gran acuerdo nacional que permita la entrada a la Venezuela de los próximos 100 años”, escribió.

El opositor dijo sentirse “libre en mente y espíritu”, confiado en que pronto saldrá en libertad, aún “más fuerte de alma, mente y cuerpo”.

“Saldré fortalecido y sin rencores; el odio y el resentimiento son las reacciones propias de quienes han llevado a nuestro país a esta crisis humana tan severa, y han intentado hacernos, física y espiritualmente, más pobres e infelices”, afirmó.

Tanto la esposa de López, Lilian Tintori, como sus abogados han asegurado que el opositor es víctima de un prolongado aislamiento, incomunicado y confinado a un espacio reducido.

Tintori descartó hoy su posible incursión en la política y consideró que su marido es “el mejor candidato” de la oposición de cara a unas eventuales elecciones presidenciales tras una hipotética salida del poder de Maduro.

“El político es Leopoldo”, dijo Tintori en una entrevista con el canal privado Globovisión, y agregó que su lucha es para que en el futuro sus hijos digan: “Mi mamá luchó hasta el último día para liberar a mi papá y a los héroes de la democracia”.

El Parlamento venezolano aprobó el martes pasado en primera discusión la “ley de amnistía y reconciliación”, que plantea su liberación y la de otros opositores presos, aunque para su aprobación definitiva todavía falta la segunda discusión.

  Comentarios