América Latina

Fiscalía de México niega barreras en el caso Iguala

Carlos Bustamante (i), Ángela Buitrago (c), Francisco Cox (d), integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (Giei) sobre el caso de los 43 estudiantes mexicanos de Ayotzinapa desaparecidos en 2014.
Carlos Bustamante (i), Ángela Buitrago (c), Francisco Cox (d), integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (Giei) sobre el caso de los 43 estudiantes mexicanos de Ayotzinapa desaparecidos en 2014. EFE

La Fiscalía General de México negó el domingo que el expediente del caso Iguala esté fragmentado y alegó que la unidad destinada al caso conoce todas las averiguaciones previas, contestando así a la CIDH, que este domingo dijo que se ha dado información incompleta que entorpece el avance de las pesquisas.

“La investigación no está fragmentada. La Oficina de Investigación del Caso Iguala se encarga de la indagatoria de los hechos respectivos, mientras que la Subprocuraduría especializada en investigación de delincuencia organizada (Seido) conoce eventos relacionados con delincuencia organizada”, destacó la fiscalía.

En un boletín, la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) apuntó que ello no “implica (que la Seido) deje de remitir las declaraciones de inculpados vinculados directamente con el Caso Iguala para su desahogo”.

Asimismo, afirmó que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha tenido “acceso directo” a la información de este expediente relativo a la desaparición en el 2014 de 43 estudiantes en el municipio de Iguala, en el estado de Guerrero.

Expertos de la CIDH denunciaron que existe una “desatención” en el caso Iguala por una fragmentación interna del expediente de al menos 12 averiguaciones previas a cargo de Seido.

El GIEI alertó de la aceptación parcial de un recurso de amparo de 22 policías de Iguala acusados de participar en la tragedia.

La Fiscalía explicó que “la consignación de los 22 policías señalados por el GIEI fue realizada en septiembre del 2014” y buscó la “formal prisión dictada por un juzgado”.

Además, apuntó que “estas personas están sujetas también a procesos federales por los delitos de delincuencia organizada y secuestro”, por lo que su libertad no sería inmediata, si reciben un amparo.

La PGR destacó que el trasiego de droga entre Iguala y Chicago forma parte de la pesquisas.

Según el GIEI, fue un quinto autobús tomado por los alumnos de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre del 2014, que se cree estaba cargado con droga, lo que pudo ser el móvil del ataque a los estudiantes.

  Comentarios