El presidente de la Cámara de Diutados, Eduardo Cunha (cen.), encabeza una sesión el jueves en Brasilia (Brasil). La Cámara de Diputados de Brasil retomó el proceso de cara a un posible juicio político contra la jefa de Estado, Dilma Rousseff, con la aguda crisis que vive el país en plena ebullición y el apoyo parlamentario a la mandataria menguado.
El presidente de la Cámara de Diutados, Eduardo Cunha (cen.), encabeza una sesión el jueves en Brasilia (Brasil). La Cámara de Diputados de Brasil retomó el proceso de cara a un posible juicio político contra la jefa de Estado, Dilma Rousseff, con la aguda crisis que vive el país en plena ebullición y el apoyo parlamentario a la mandataria menguado. SERGIO DUTTI EFE
El presidente de la Cámara de Diutados, Eduardo Cunha (cen.), encabeza una sesión el jueves en Brasilia (Brasil). La Cámara de Diputados de Brasil retomó el proceso de cara a un posible juicio político contra la jefa de Estado, Dilma Rousseff, con la aguda crisis que vive el país en plena ebullición y el apoyo parlamentario a la mandataria menguado. SERGIO DUTTI EFE