La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, posa el martes para tomarse “selfies”, tras una reunión con un grupo de abogados en el Palacio de Planalto, que le brindó su respaldo.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, posa el martes para tomarse “selfies”, tras una reunión con un grupo de abogados en el Palacio de Planalto, que le brindó su respaldo. Andressa Anholete AFP/Getty Images
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, posa el martes para tomarse “selfies”, tras una reunión con un grupo de abogados en el Palacio de Planalto, que le brindó su respaldo. Andressa Anholete AFP/Getty Images