La presidenta brasileña Dilma Rousseff recibe el martes una camiseta con el lema “No tendrá golpe”, en el palacio de Planalto en Brasilia.
La presidenta brasileña Dilma Rousseff recibe el martes una camiseta con el lema “No tendrá golpe”, en el palacio de Planalto en Brasilia. Fernando Bizerra Jr. EFE
La presidenta brasileña Dilma Rousseff recibe el martes una camiseta con el lema “No tendrá golpe”, en el palacio de Planalto en Brasilia. Fernando Bizerra Jr. EFE

Rousseff sube el tono y se dice víctima de una “conjura” contra la democracia

22 de marzo de 2016 03:53 PM