América Latina

Fiscalía suma delitos de falsedad a cargos contra ex pareja de Evo Morales

Gabriela Zapata Montaño (i), ex pareja del presidente de Bolivia, Evo Morales, acompañada de su abogado Walter Zuleta (d), asiste a una audiencia cautelar el domingo 28 de febrero de 2016, en La Paz (Bolivia).
Gabriela Zapata Montaño (i), ex pareja del presidente de Bolivia, Evo Morales, acompañada de su abogado Walter Zuleta (d), asiste a una audiencia cautelar el domingo 28 de febrero de 2016, en La Paz (Bolivia). EFE

La Fiscalía boliviana presentó este miércoles ante un juzgado la ampliación de la imputación por cuatro nuevos supuestos delitos de falsedad contra Gabriela Zapata, la ex pareja del presidente Evo Morales, informó una fuente oficial.

El fiscal de Distrito de La Paz, Edwin Blanco, indicó en un comunicado que los nuevos cargos son por los supuestos delitos de falsedad material, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado y ejercicio ilegal de la profesión.

Los delitos de falsedad se refieren al supuesto uso que hizo Zapata de un certificado de nacimiento del hijo que tuvo con Morales en 2007 y que, según la Fiscalía, es un documento falsificado.

Asimismo, se la acusa de figurar en su cédula de identidad con la profesión de abogada, título que no tiene, según ha afirmado la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA, estatal) donde supuestamente cursó sus estudios.

Cuando la Fiscalía adelantó hace unos días que la acusaría de esos nuevos delitos, Zapata negó estar implicada en las denuncias y sostuvo que en el caso del certificado de nacimiento fueron los abogados del propio Morales los que tramitaron esa documentación.

Zapata se encuentra detenida en una prisión de La Paz desde el pasado 28 de febrero tras haber sido acusada por el Gobierno de la supuesta autoría de los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias en grado de complicidad y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.

El presidente Morales contaba con 47 años cuando se relacionó con Zapata y esta, según declaró a los medios, tenía 18 años, aunque el Gobierno ha mostrado documentos que indican que contaba con 20.

La relación de Morales y Zapata fue revelada a principios de febrero por el comentarista de televisión Carlos Valverde, quien expresó su sospecha de que la firma china Camce, donde trabajaba ella, se ha beneficiado con varios contratos millonarios del Estado.

El mandatario ha rechazado la denuncias y ha pedido que sea el Parlamento y la Contraloría General, manejados por el oficialismo, los que investiguen esas denuncias.

El caso se ha complicado por la polémica sin fin sobre el hijo del presidente y Zapata, cuya existencia está en duda.

Morales primero dijo que el menor murió por enfermedad tras nacer y, en medio de versiones contradictorias, algunos ministros afirmaron después que ni siquiera nació, mientras que Zapata ha sostenido que sí existe y ha pedido protección internacional para presentarlo.

  Comentarios