América Latina

A cuatro meses de Río-2016, se expande la gripe H1N1 y el zika en Brasil

Un brote de gripe A (H1N1) en Brasil, que dejó 46 muertos en dos meses, preocupa a las autoridades cuatro meses antes de los Juegos Olímpicos y en plena batalla contra el zika.
Un brote de gripe A (H1N1) en Brasil, que dejó 46 muertos en dos meses, preocupa a las autoridades cuatro meses antes de los Juegos Olímpicos y en plena batalla contra el zika. AP

Un brote de gripe A (H1N1) en Brasil, que dejó 46 muertos en dos meses, preocupa a las autoridades cuatro meses antes de los Juegos Olímpicos y en plena batalla contra el zika.

Hasta el 19 de marzo, la enfermedad había provocado 46 muertes, 10 más que en el 2015, indicó el ministerio de Salud en su último informe sobre el tema.

La mayor incidencia del brote se registraba en el sudeste del país, en particular en el estado de Sao Paulo, con 260 de los 305 casos hasta esa fecha en todo el país. En 2015 se reportaron 141 casos.

En Río de Janeiro, que recibe los Juegos Olímpicos del 5 al 21 de agosto, se produjo un deceso, del que se informó este jueves.

Cientos de personas esperaron hasta tres horas en los hospitales paulistas para recibir la vacuna.

El brote de gripe afecta a 11 estados, incluyendo los del noreste, la región más afectada por el zika.

La H1N1 suele resurgir en los últimos años entre mayo y junio, cuando las temperaturas caen. Pero el brote de este año surgió antes del fin del verano austral, tomando a las autoridades por sorpresa.

Aún no se determinó la causa de la llegada temprana del virus este año. Especialistas creen que fue introducido por personas que habían viajado a países del hemisferio norte en los primeros meses del año.

La gripe A apareció en el 2009 en Estados Unidos y México. En esa época, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una alerta de pandemia.

El virus mató a 18,500 personas en 214 países hasta el 2010.

Brasil es desde finales del 2015 epicentro de un brote del virus Zika, una enfermedad transmitida por un mosquito y similar al dengue.

Científicos vinculan el zika a un aumento de casos de microcefalia en bebés, cuyas madres estuvieron enfermas en el embarazo.

Se estima que más de 1.5 millones de brasileños fueron contagiados por el virus, que se propagó por el resto de América Latina.

El gobierno y los organizadores de los Juegos anticipan que los casos de zika caerán durante la competencia, pues durante el invierno disminuye la incidencia del mosquito.

Por su parte, la Cámara Municipal de Río de Janeiro aprobó la apertura de una investigación de los contratos firmados con las constructoras responsables de las obras de los Juegos Olímpicos de agosto.

El principal blanco serán las constructoras implicadas en el caso de corrupción de la petrolera estatal Petrobras y que también se adjudicaron obras para los Juegos Olímpicos.

Además se estudiarán los gastos e incentivos fiscales concedidos para la construcción de las instalaciones deportivas y para obras de transporte, lo que incluye la expansión del metro.

  Comentarios