América Latina

El Salvador lanza ofensiva contra pandillas

Soldados hacen guardia en un vecindario controlado por las pandillas en Illopango, El Salvador, en una imagen de agosto del 2015.
Soldados hacen guardia en un vecindario controlado por las pandillas en Illopango, El Salvador, en una imagen de agosto del 2015. AP

El Salvador inició el viernes una ofensiva contra las pandillas con la aprobación parlamentaria de una serie de medidas planteadas por el gobierno, para impedir que los líderes presos de esos grupos sigan ordenando homicidios y extorsiones y frenar así la ola de violencia que agobia al país.

El Salvador vive un recrudecimiento de la delincuencia, que ha cobrado la vida de 2,003 personas entre enero y marzo pasados, un 87 por ciento más que los 1,127 registrados en el mismo período del 2015, y las autoridades acusan a las pandillas de la violencia.

Las medidas, con vigencia de un año y contenidas en un decreto aprobado unánimemente este viernes por la Asamblea Legislativa, otorga al poder ejecutivo la facultad de trasladar de forma expedita a los reos de todos los presidios, incluido el de máxima seguridad, y de limitar el movimiento de presos en siete de las 21 cárceles del país.

Son los siete penales que más pandilleros albergan: Chalatenango, Ciudad Barrios, Cojutepeque, San Francisco Gotera, Izalco, Quezaltepeque y el de máxima seguridad en Zacatecoluca.

Las 21 cárceles del sistema salvadoreño albergan a más de 30,000 reos, de los cuales 13,952 son pandilleros.

Las medidas “especiales, transitorias y extraordinarias” estipulan la cancelación de las visitas, la suspensión de las audiencias y de los plazos procesales por 30 días y la obligación de los presos de participar en actividades de rehabilitación y readaptación.

Establecen el corte de las telecomunicaciones en las cárceles y otorgan al gobierno la prerrogativa de aplicar “todas las medidas necesarias e indispensables” para que las empresas suspendan sus señales, como la eliminación de antenas cercanas y la instalación de nuevas en un perímetro de 500 metros.

El gobierno podrá crear centros de detención temporales y ordenar la ejecución de obras de infraestructura obviando los procesos burocráticos.

“El ministro de Justicia y Seguridad Pública [Mauricio Ramírez Landaverde] aplicará las medidas gradualmente, debiendo evaluarlas y modificarlas de acuerdo a la variación de las condiciones de seguridad en los centros”, reza el decreto legislativo.

El mandato del Parlamento entrará en vigencia con su publicación en el Diario Oficial, previa sanción del presidente Salvador Sánchez Cerén, dijo el legislador de la Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA) Guillermo Gallegos.

Gallegos señaló que “este es un paso importante, pero no es la solución final ni única del problema” de las pandillas.

El diputado subrayó la necesidad de crear grupos ciudadanos de autodefensa porque “hay que recuperar el territorio” controlado por los pandilleros.

El legislador Mauricio Vargas, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), afirmó que su partido apoyó la ejecución de medidas especiales porque “la derrota de las conductas criminales es un bien superior” y “un objetivo de nación”.

“Estamos diciendo presente a los ciudadanos, al llamado del gobierno a contribuir con soluciones y herramientas que permitan el combate efectivo a la criminalidad, deseamos, a partir de este gesto, ver una persecución sostenida y de manera frontal al delito”, expuso.

Para el diputado del oficialista Misael Mejía, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) la aprobación de las medidas para las cárceles “es el paso” que “puede permitir iniciar un derrotero” para entregarle “a las futuras generaciones un país distinto”.

El vicepresidente Óscar Ortiz adelantó que la próxima semana se revelarán nuevas medidas de seguridad que “irán delineando el esfuerzo integrado” para generar “un punto de quiebre en este tema de la violencia y el crimen”.

Tras la aprobación unánime de las medidas en el Congreso, agradeció “en nombre del gobierno nacional este paso que muestra una voluntad de todo el conjunto de fuerzas políticas”.

  Comentarios