América Latina

EEUU reafirma que en Brasil no hubo golpe de Estado

El presidente interino de Brasil, Michel Temer se reúne el martes 17 de mayo de 2016, por primera vez con los diputados de la base de su Gobierno en el Palacio del Planalto en Brasilia.
El presidente interino de Brasil, Michel Temer se reúne el martes 17 de mayo de 2016, por primera vez con los diputados de la base de su Gobierno en el Palacio del Planalto en Brasilia. EFE

La misión de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) defendió el miércoles que en Brasil no hay un golpe de Estado “suave” ni de ningún otro tipo porque existe “un claro respeto por las instituciones democráticas”, algo “que no parece ser el caso en Venezuela”.

“No creemos que es un golpe de Estado suave o de otro tipo. Lo que ha ocurrido en Brasil se ha hecho siguiendo el proceso legal constitucional y respetando completamente la democracia”, dijo el representante interino de EEUU. ante la OEA Michael Fitzpatrick.

El diplomático estadounidense fue el único en rechazar la noción de que el proceso de destitución de Dilma Rousseff, suspendida de la Presidencia la semana pasada por el Senado, sea un “golpe de Estado Parlamentario” o “un golpe de Estado suave”, como defendieron las misiones de Bolivia, Nicaragua y Venezuela.

“Como hemos oído de la misión brasileña hay un claro respeto por las instituciones democráticas, una clara separación de poderes, rige el Estado de Derecho y hay una solución pacífica de las disputas. Nada de eso parece ser el caso en Venezuela y esa es la preocupación”, sostuvo Fitzpatrick.

El embajador brasileño ante la OEA, José Luiz Machado e Costa, defendió que se ha seguido “el debido proceso legal establecido”, subrayó la “vitalidad del sistema democrático” y aseguró que “los derechos sociales y las conquistas de la sociedad brasileña están plenamente asegurados”.

“Nuestras instituciones saldrán fortalecidas en este contexto histórico. Mantenemos nuestro compromiso permanente con los principios de la Carta Democrática (Interamericana)”, agregó el diplomático.

Estados Unidos rechazó las afirmaciones sobre un supuesto golpe de Estado en Brasil y subrayó que “hoy hay gases lacrimógenos, pero no en Río, no en Sao Paulo, no en Brasilia, sino en Caracas”, en referencia a la represión de las protestas que tienen lugar en la capital venezolana.

“Seguimos llamando al respeto de la separación de poderes, del Estado de derecho en Venezuela, mientras que ninguno de estos (elementos) está en duda en Brasil”, señaló Fitzpatrick.

El embajador venezolano, Bernardo Álvarez, no hizo ningún comentario, ni dentro ni fuera del Consejo, sobre el duro mensaje que este miércoles dirigió el secretario general de la OEA, Luis Almagro, al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de quien dijo que si niega el referendo revocatorio contra él que pide la oposición, será “un dictadorzuelo más”.

Basta de ideología, vamos a hacer negocios: así planteó el miércoles el canciller José Serra la nueva política externa de Brasil, con la promesa de dejar atrás “desaciertos” de la izquierda en el pasado.

“La diplomacia volverá a reflejar de manera transparente e intransigente los legítimos valores de la sociedad brasileña y los intereses de su economía al servicio de Brasil como un todo, y no más de las conveniencias y las preferencias ideológicas de un partido político y de sus aliados externos”, dijo el flamante ministro.

Serra, senador y excandidato presidencial socialdemócrata que fue derrotado por Lula y Dilma Rousseff, presentó este miércoles los nuevos lineamientos de la política externa de Brasil, que privilegiará a socios tradicionales como Estados Unidos, Europa y Argentina, sin desestimar a China, el mayor aliado comercial del país.

Serra fue nombrado hace casi una semana, cuando Rousseff fue apartada del cargo para enfrentar un juicio político por manipulación de las cuentas públicas y Temer asumió el poder, en principio por los seis meses que durará el proceso en el Senado.

Temer completaría el mandato hasta el 2018 si el Senado encuentra culpable a Rousseff y la destituye definitivamente.

El Brasil de Temer buscará sellar acuerdos comerciales sin restricciones y apostará por la bilateralidad allí donde la multilateralidad no fructifique.

  Comentarios