América Latina

Guerrilla paraguaya mata matrimonio alemán

El asesinato de un matrimonio alemán a manos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) provocó el jueves una serie de condenas de la clase política local, así como críticas al presidente del país, Horacio Cartes, por no haber comparecido ante la opinión pública a explicar el hecho.

Los resultados preliminares de la autopsia confirmaron que el EPP asesinó a Roberto Natto y a Érica Raiser, a quienes había secuestrado el miércoles y que fallecieron durante el enfrentamiento mantenido entre los secuestradores y las fuerzas de seguridad.

La pareja estaba radicada desde hace 30 años en Paraguay y regentaba una explotación ganadera.

El Presidente del Senado, Blas Antonio Llano, del opositor Partido Liberal, dijo en un comunicado que “la sed de sangre de éste grupo terrorista no hace diferencia de humildes labriegos ni de personas laboriosas que invierten en el desarrollo del Paraguay”.

Llanos recordó que ambos “llegaron al país hace más de treinta años, cuando en la zona no había ni siquiera caminos”.

Por su parte, la senadora Blanca Fonseca, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, señaló que se trata de un “despreciable hecho que enluta nuevamente a nuestro país y genera un ambiente de zozobra que atenta contra la paz y la tranquilidad”.

Agregó que “una vez más debemos lamentar la muerte de personas en manos de este grupo criminal que ha causado ya tanto daño y sufrimiento a familias, víctimas y a todo el pueblo paraguayo”.

Y el presidente de la Comisión Permanente de la Cámara Alta, el diputado oficialista Miguel Ángel Del Puerto, lamentó la falta de eficacia de la Fuerza de Tarea Conjunta, encargada de combatir al EPP.

“Este último hecho ocurrido ya no tiene explicación. Desde el Congreso hemos dotado de todos los recursos solicitados por el Ministerio del Interior para la lucha contra el EPP, y aun así no hay respuestas concretas”, dijo en un comunicado.

Del Puerto añadió que el ministro del Interior, Francisco De Vargas, debería considerar su dimisión si no hay resultados concretos sobre el asesinato.

“Creo que el Ministro debe evaluar todos los acontecimientos, el grado de corrupción en las filas policiales y, si es que no se dan los resultados que espera la ciudadanía, habría que considerar eso”, comentó al ser preguntado por los medios.

Asimismo, el izquierdista Frente Guasú, al que pertenece el ex presidente Fernando Lugo, instó a Cartes a “que explique a la sociedad paraguaya quien y en que términos ordenó el operativo militar de rescate que se cobró con tales vidas humanas”.

Según esa formación, lo sucedido muestra “el total fracaso de la estrategia se seguridad implementada por este Gobierno que al contrario de lograr avances significativos ha sumado fracasos y pérdida de vidas humanas”.

En otro comunicado, la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) expresó su repudio por el asesinato y manifestó “sus condolencias, cercanía espiritual y solidaridad con los familiares y seres queridos de las víctimas”.

La pareja fue encontrada muerta en las inmediaciones de la localidad de Yby Yaú, en el norteño departamento de Concepción, a unos dos kilómetros de la finca ganadera de su propiedad.

El hallazgo se produjo después del choque armado ocurrido entre la FTC y el EPP, que el miércoles había secuestrado al matrimonio.

Ambos se desplazaban por su estancia en una furgoneta acompañados de otras cuatro personas con las que estaban vacunando el ganado de la finca, denominada Luisita Ganadera.

Posteriormente los secuestradores liberaron a esas cuatro personas y se internaron con el matrimonio a una zona boscosa.

Al filo de la medianoche del miércoles se produjo un tiroteo y la fuga de los guerrilleros.

En el lugar quedaron los cadáveres de la pareja alemana.

El EPP tiene secuestrado desde hace medio año al policía Edelio Morínigo y las pasadas Navidades liberó a un adolescente tras nueve meses secuestrado.

  Comentarios