América Latina

Miles de mexicanos marchan por autopista para reclamar aparición de jóvenes

Un grupo de estudiantes, maestros y familiares de los 43 jóvenes desaparecidos en México protesta el lunes 19 de enero de 2015, frente a un juzgado de Chilpancingo, la capital del estado mexicano de Guerrero. Los padres y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos en México convocaron hoy a una nueva marcha nacional para protestar por el caso el próximo lunes, cuando se cumplirán cuatro meses de aquella violenta noche en el municipio de Iguala (Guerrero).
Un grupo de estudiantes, maestros y familiares de los 43 jóvenes desaparecidos en México protesta el lunes 19 de enero de 2015, frente a un juzgado de Chilpancingo, la capital del estado mexicano de Guerrero. Los padres y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos en México convocaron hoy a una nueva marcha nacional para protestar por el caso el próximo lunes, cuando se cumplirán cuatro meses de aquella violenta noche en el municipio de Iguala (Guerrero). EFE

Miles de personas se tomaron este jueves la Autopista del Sol, que comunica la capital mexicana con el puerto de Acapulco, en una nueva manifestación para exigir la aparición con vida de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Liderados por los padres de los 43 estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre pasado en Iguala, en el sur de México, a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado, unas 20.000 personas partieron cerca del mediodía desde la estatua de El Caballito de Chilpancingo, capital de Guerrero, hacia Acapulco.

En la primera línea de la marcha, como ocurre desde hace cuatro meses en las movilizaciones que reclaman justicia en este caso, los manifestantes portaban grandes fotografías de cada uno de los alumnos desaparecidos con la leyenda: “Vivo se lo llevaron, con vida lo queremos”.

El vocero de los padres de los desaparecidos, Felipe de la Cruz, reiteró durante la movilización que no descansarán hasta lograr esclarecer la desaparición forzada de los alumnos. “Si es necesario vamos a ir a cada rincón del mundo a exigir justicia”, advirtió.

Los manifestantes también exigieron el retiro de las fuerzas federales del estado de Guerrero, en el sur del país y donde se ubica Iguala, a las que acusaron de “hostigar” a los integrantes del movimiento que reclama la aparición de los estudiantes.

Según la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), los jóvenes fueron detenidos por policías locales y entregados a miembros del cártel de Guerreros Unidos tras una serie de ataques a tiros en los que murieron seis personas.

De acuerdo con integrantes de Guerreros Unidos detenidos, los 43 estudiantes fueron asesinados e incinerados en un basurero de Cocula, municipio vecino a Iguala, al creer que se trataba de miembros del cártel rival Los Rojos.

Los familiares rechazan esta versión y exigen a las autoridades la presentación con vida de sus hijos.

Una delegación de las familias viajó esta semana a Ginebra para denunciar al Gobierno mexicano por este caso ante el Comité de la ONU sobre Desapariciones Forzadas.

  Comentarios