Colombia

Bush retoma el tratado de libre comercio con Colombia

WASHINGTON - El presidente George Bush y su homólogo colombiano Alvaro Uribe renovaron su compromiso de llevar el tratado de libre comercio frente al Congreso antes de que los legisladores abandonen Washington por las elecciones de noviembre.

Bush se reunió con Uribe el sábado y ambos líderes planeaban anunciar sus conclusiones a los medios de comunicación después de la reunión. Por la noche, la Casa Blanca celebrará una cena en honor a Uribe.

Los líderes demócratas del Congreso han anunciado que quieren retrasar la votación respecto a acuerdos comerciales con Colombia, Panamá y Corea del Sur hasta que el gobierno de Bush deje claro cual será el impacto laboral de los tratados en Estados Unidos, entre otros temas. Sin embargo, no queda mucho tiempo para votar en el calendario legislativo.

En los últimos meses, Bush ha presionado su agenda de libre comercio de varias maneras.

La Casa Blanca organizó un acto en julio para celebrar el día que Colombia declaró su independencia de España en 1810, pero el mensaje principal de la celebración fue el comercio.

A los líderes sindicales, sin embargo, no les gusta el acuerdo.

El viernes, el sindicato de camioneros, que representa 1,4 millones de trabajadores, protestó la visita de Uribe a Washington diciendo que el líder colombiano venía a promover un acuerdo comercial que amenaza los puestos de trabajo de los estadounidenses. Los camioneros, miembros de otros sindicatos y de la organización Public Citizen's Global Trade Watch cargaron con pancartas y ofrecieron panfletos de protesta frente al National Press Building.

Uribe restó importancia al efecto que el acuerdo tendrá en el sector laboral estadounidense. Señaló que si se aprueba el tratado de libre comercio, Colombia aumentaría de manera dramática e inmediata sus exportaciones a los Estados Unidos.

"El principal resultado económico sería el aumento de inversiones en nuestro país y cuanto más aumentemos las inversiones legales en nuestro país, más fácil será nuestra batalla contra grupos terroristas para acabar con la venta de drogas ilegales", dijo Uribe el viernes en la Brookings Institution, un centro de estudios.

No hay muchas esperanzas de que el tratado colombiano se apruebe antes de que el Congreso prorrogue sus sesiones debido a las elecciones de noviembre. El senador Richard Lugar, un republicano de Indiana, dijo que si se realiza alguna sesión después de las elecciones, los legisladores podrían ratificar el tratado entonces.

"La ratificación del acuerdo demostraría que Estados Unidos apoya a sus amigos, teniendo en cuenta las recientes declaraciones poco amistosas y las maniobras agresivas por parte de mandatarios latinoamericanos," dijo Lugar, el líder republicano del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expulsó al embajador estadounidense de su país este mes, acusándolo de conspirar para derrocarle. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que asegura que Estados Unidos está detrás de un golpe fallido contra él en el 2002, hizo lo mismo. "Ya es suficiente, yankees", dijo Chávez.

  Comentarios