Colombia

Escándalo arrolla a jefa de la policía secreta de Colombia

María del Pilar Hurtado, directora del DAS, la policía secreta colombiana, renunció el jueves empujada por un escándalo causado por seguimientos y espionaje ilegales que esa agencia de seguridad estuvo haciéndoles al senador opositor Gustavo Petro y a otros miembros de su partido político, Polo Democrático Alternativo.

Ante evidencias presentadas por el propio Petro, Hurtado había negado que tuviera conocimiento y participación en los rastreos, ordenados por su subalterno Luis Fernando Ovalle, jefe de inteligencia y asuntos políticos del DAS, quien fue destituido.

No obstante, en desarrollo del escándalo despertado con la revelación de las órdenes de trabajo firmadas por Ovalle, presentadas por Petro durante una sesión del Congreso, Hurtado reconoció la autenticidad de los documentos y declaró que aceptaba su "responsabilidad política''. En consecuencia, presentó su renuncia, la cual le fue aceptada el jueves por su jefe directo, el presidenteÁAlvaro Uribe.

Horas más tarde, el mandatario negó haber ordenado espiar a Petro y emitió un escueto comunicado según el cual "ni el presidente ni el gobierno ordenan o aceptan investigaciones o persecuciones por razones de credo político''.

Una de las órdenes de Ovalle mandaba espiar a Petro para determinar si estaba buscando testigos contra el gobierno en casos de narcotráfico y posibles vínculos con grupos paramilitares.

No obstante, en la comunicación que fue leída el jueves por el vocero presidencial, Cesar Mauricio Velásquez, Uribe reconoció que recientemente había dicho de manera pública que "las autoridades competentes deberían investigar a dos senadores [incluido Petro] contra quienes hay acusaciones de manipulación de testigos''.

La orden de Ovalle para espiar a Petro y a sus correligionarios fue impartida mediante disposiciones escritas que fueron despachadas a todas las oficinas del DAS en el país y ahora forman parte de sendas investigaciones iniciadas contra él por la Fiscalía General y la Procuraduría.

Además de Petro, el ex ministro del Interior y Justicia, Fernando Londoño, el primero que ocupó ese cargo en la administración de Uribe, también ha denunciado presunto espionaje y seguimientos del DAS en su contra aunque todavía no ha presentado evidencias.

Hurtado fue la tercera persona que ocupó la dirección de la policía secreta de la presidencia durante la administración Uribe. El primero de ellos fue Jorge Noguera Cotes, quien fue arrestado y luego liberado por haber tenido tratos con jefes paramilitares del narcotráfico, principalmente alias "Jorge 40'', hoy preso en Estados Unidos bajo cargos de tráfico de cocaína.

El segundo fue el empresario y ex viceministro de Defensa Nacional Andrés Peñate quien renunció para regresar a la empresa privada.

Hurtado, la tercera, fue reemplazada provisionalmente el jueves por Joaquín Polo, subdirector de la agencia de inteligencia.

Al retirarse, Hurtado emitió una declaración según la cual el miércoles en la noche puso "en consideración del señor Presidente de la República mi renuncia como directora del DAS... tomar esta decisión es, para quienes tenemos espíritu de servidor público, un acto de dignidad.

"Quiero reiterar que en ningún momento recibí ni impartí instrucción alguna sobre los hechos que son de conocimiento de la opinión pública'', aclaró Hurtado en rueda de prensa y reclamó méritos por un proceso de "transparencia'' durante su administración que, a su modo de ver, hizo que la agencia de inteligencia recuperara prestigio.

"La tarea tiene que continuar y los sucesos que nos ocupan nos demuestran que todavía falta mucho por hacer. El país puede y debe seguir contando con el DAS, pues no sería justo que el trabajo de los cientos de funcionarios sean manchados por acciones de unos pocos'', agregó.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios