Colombia

Ex rebelde de las FARC parte a Francia con Betancourt

El rebelde Wilson Bueno Largo, alias "Isaza" (c) recibe hoy, 9 de diciembre de 2008, los documentos antes de partir con su compañera sentimental, Lilia Isabel Bañol ("Marisol") hacia Francia en compañía de la ex rehén colombo-francesa Íngrid Betancourt (i), en Bogotá (Colombia). El guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ayudó el padado 26 de octubre al ex congresista colombiano "scar Tulio Lizcano a huir tras ocho años de cautiverio. EFE/Oficina Alto Comisionado
El rebelde Wilson Bueno Largo, alias "Isaza" (c) recibe hoy, 9 de diciembre de 2008, los documentos antes de partir con su compañera sentimental, Lilia Isabel Bañol ("Marisol") hacia Francia en compañía de la ex rehén colombo-francesa Íngrid Betancourt (i), en Bogotá (Colombia). El guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ayudó el padado 26 de octubre al ex congresista colombiano "scar Tulio Lizcano a huir tras ocho años de cautiverio. EFE/Oficina Alto Comisionado

Con una recompensa de miles de dólares, acompañado de su novia y escoltado por la ex rehén Ingrid Betancourt, un ex rebelde de las FARC viajó el martes a Francia, como se lo había prometido el gobierno, se confirmó oficialmente.

Wilson Bueno Largo, alias "Isaza", y su pareja, la también ex rebelde Lilia Isabel Bañol, alias "Marisol" salieron en un vuelo comercial junto a Betancourt rumbo a París, dijo a los periodistas en el aeropuerto el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo.

Las autoridades indicaron que el camino para que "Isaza" se marchara del país quedó abierto horas antes, cuando la Fiscalía se abstuvo el martes de formular cargos por secuestro contra el ex rebelde alegando que no participó en el año 2000 en el plagio de un ex legislador, sino que por el contrario lo ayudó a escapar en octubre pasado.

Sin cargos pendientes, "Isaza" quedó entonces sin impedimentos para viajar a Francia, cuyo gobierno había ofrecido en 2007 recibir a aquellos rebeldes que abandonaran las filas insurgentes trayendo consigo a un secuestrado.

Poco antes de su partida y en una conferencia de prensa en el Ministerio de Defensa, "Isaza" y su novia manifestaron su alegaría y expectativas por el viaje.

"Voy a Francia, es a conocer. Hay que esperar lo que nos queda por delante allá", dijo "Isaza", enfundado en un traje deportivo azul y amarillo, así como lentes oscuros. "Esperamos que sea un futuro bello", agregó el ex guerrillero, quien perdió su ojo izquierdo hace cuatro años en combates con el ejército.

A su lado y sonriente, su novia Lilia -quien desertó de la guerrilla tres meses antes del escape de "Isaza"- invitó a otros guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a seguir el ejemplo de la pareja.

"Esto es una oportunidad muy grande que le dan a uno de salir del país porque la seguridad aquí en Colombia no es muy buena para nosotros", dijo Lilia, una chica de baja estatura y piel morena vestida en jeans y camisa roja.

El ministro de Defensa Juan Manuel Santos dijo en la rueda de prensa que se aprobó, tal y como se había anunciado tras el escape de "Isaza", pagarle 1.000 millones de pesos (unos 400.000 dólares) como recompensa.

Sin embargo, la entrega efectiva de ese dinero aún no se produce porque el ex guerrillero quiere dejar una parte en Colombia para su familia, mientras se trabaja en abrirle una cuenta en Francia para que disponga de otra parte de los fondos, dijo Santos, sin dar más detalles.

"Lo que se esta premiando es una actitud valiente de una persona que no estaba de acuerdo con el secuestro", dijo el ministro.

La oferta de radicarse en Francia fue hecha por el gobierno de París para ayudar en la liberación de rehenes, entre los que estuvo Betancourt, quien había sido plagiada en febrero del 2002 y rescatada el 2 de julio junto a otras 14 personas en un operativo militar.

Tanto Bogotá como París -involucrada en el caso de Betancourt debido a que la ex política cuenta con la doble nacionalidad colombo-francesa- decidieron concretar la oferta cuando "Isaza" se fugó en octubre con el ex congresista Oscar Tulio Lizcano, de 62 años.

Los dos escaparon de un campamento de las FARC y luego de tres días de marcha en la selva se toparon con una patrulla militar en Chocó, en el oeste colombiano, el 26 de octubre. Desde su escape, "Isaza" permanecía en custodia militar debido a que se temían represalias por parte del grupo rebelde.

En una entrevista exclusiva con la televisora RCN y divulgada el martes, "Isaza" dijo que deseaba aprovechar la oportunidad de vivir en otros país, aunque sabía que habría algunas dificultades.

Radicarse en otra nación "es diferente porque de todas maneras es otro país y creo que lo más duro es el idioma".

"Uno llegar como un extraño allá, eso es difícil, pero de todas maneras vamos a aprovechar", dijo el ex rebelde, de 28 años, al menos 12 de ellos en las filas insurgentes.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios