Fragmento de la portada de la revista <i>Semana</i>, donde aparecen imágenes de Alfonso Cano de agosto de 2008, recién asumida la jefatura de ese grupo guerrillero. Entre otros temas, informa de los secuestrados políticos en su poder y declara que siguen fuertes militarmente. Si bien su mensaje está cargado de propaganda, Semana las publica por su valor periodístico.
Fragmento de la portada de la revista <i>Semana</i>, donde aparecen imágenes de Alfonso Cano de agosto de 2008, recién asumida la jefatura de ese grupo guerrillero. Entre otros temas, informa de los secuestrados políticos en su poder y declara que siguen fuertes militarmente. Si bien su mensaje está cargado de propaganda, Semana las publica por su valor periodístico.
Fragmento de la portada de la revista <i>Semana</i>, donde aparecen imágenes de Alfonso Cano de agosto de 2008, recién asumida la jefatura de ese grupo guerrillero. Entre otros temas, informa de los secuestrados políticos en su poder y declara que siguen fuertes militarmente. Si bien su mensaje está cargado de propaganda, Semana las publica por su valor periodístico.