Colombia

FARC dice que muerte de "Raúl Reyes'' destruyó posibilidad de paz en Colombia

A tres días del primer aniversario de la Operación Fénix, en la que el Ejército colombiano abatió en Ecuador al número dos de las FARC, "Raúl Reyes", se difundieron hoy, 26 de febrero de 2009, en el canal de televisión CM&, fotos inéditas propiedad de los archivos reservados de las Fuerzas Armadas de Colombia del ataque, en las que se aprecia el cuerpo sin vida del guerrillero, así como sus pertenencias personales y de combate. En esta imágen se aprecia el momento que el cadáver y las pertenencias de Luis Edgar Devia, más conocido como "Raúl Reyes", son trasladadas hacia el helicóptero, en el que le evacuaron del lugar.
A tres días del primer aniversario de la Operación Fénix, en la que el Ejército colombiano abatió en Ecuador al número dos de las FARC, "Raúl Reyes", se difundieron hoy, 26 de febrero de 2009, en el canal de televisión CM&, fotos inéditas propiedad de los archivos reservados de las Fuerzas Armadas de Colombia del ataque, en las que se aprecia el cuerpo sin vida del guerrillero, así como sus pertenencias personales y de combate. En esta imágen se aprecia el momento que el cadáver y las pertenencias de Luis Edgar Devia, más conocido como "Raúl Reyes", son trasladadas hacia el helicóptero, en el que le evacuaron del lugar. EFE

La guerrilla de FARC aseguró hoy que la muerte del jefe rebelde "Raúl Reyes'', abatido hace casi un año en un bombardeo a un campamento en Ecuador, "fue una puñalada trapera a la posibilidad real de conquistar la paz en Colombia''.

''Lo que hasta ese momento se había forjado fue destruido de un solo tajo'', afirmó el Secretariado del Estado Mayor Central del grupo insurgente en un comunicado con motivo del primer aniversario del fallecimiento de "Reyes'', que se cumplirá el próximo domingo.

El segundo al mando y portavoz internacional de las FARC murió el 1 de marzo de 2008 en un ataque aéreo a un campamento instalado en las selvas de la frontera norte de Ecuador con Colombia.

Otras 25 personas, entre rebeldes y civiles, perdieron la vida en esta operación colombiana, que llevó al Gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, a romper relaciones con Bogotá, que siguen sin restablecerse.

Además, las autoridades colombianas hallaron y decomisaron en la base varios computadores portátiles y memorias informáticas que, según ellas, hicieron evidente las relaciones de los rebeldes con distintas personas y sectores del país y del exterior.

La muerte de "Reyes'' fue "un golpe sensible para nuestra organización'', admitió el mando central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que divulgó el mensaje en el sitio de esa guerrilla en internet.

''Pero mucho más, fue una puñalada trapera a la posibilidad real de conquistar la paz en Colombia'', continuaron los insurgentes, que aseguraron que la llamada "Operación Fénix (la del bombardeo) fue lanzada en conjunto por el Ejército de este país andino y Estados Unidos y violó "en forma descarada'' la soberanía ecuatoriana.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios