Colombia

Colombia extradita poderoso narco a EEUU

El ex jefe paramilitar Miguel Angel Mejía Múnera, alias "El Mellizo'', es escoltado por efectivos de la Policía colombiana a su llegada a la base antinarcóticos de esa institución hoy, 3 de marzo de 2009, en Bogotá (Colombia), tras ser trasladado de la cárcel de máxima seguridad del municipio de Cómbita, 130 kilómetros al oriente de la capital colombiana, a la espera que, en el amancer del miércoles, sea entregado a agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) para ser extraditado a Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico, según un informe oficial.
El ex jefe paramilitar Miguel Angel Mejía Múnera, alias "El Mellizo'', es escoltado por efectivos de la Policía colombiana a su llegada a la base antinarcóticos de esa institución hoy, 3 de marzo de 2009, en Bogotá (Colombia), tras ser trasladado de la cárcel de máxima seguridad del municipio de Cómbita, 130 kilómetros al oriente de la capital colombiana, a la espera que, en el amancer del miércoles, sea entregado a agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) para ser extraditado a Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico, según un informe oficial. EFE

A las 8 a.m. del miércoles, hora de Miami, la justicia colombiana le entregó en Bogotá a agentes estadounidenses a Angel Mejía Múnera, uno de 12 los narcotraficantes más poderosos de este país, quien de inmediato fue llevado en un avión de la DEA para ponerlo a disposición de un tribunal federal en Washington.

Desde enero del 2004, Mejía Múnera era reclamado en extradición por una Corte Federal acusado de tráfico de cocaína en gran escala.

El confeso narcotraficante permaneció preso en Colombia hasta cuando la Corte Suprema de Justicia y el presidente Alvaro Uribe autorizaron su extradición.

Mejía Múnera fue parte del cartel de la cocaína del Norte del Valle, y con su hermano Víctor Manuel lideró una banda de sicarios y traficantes de drogas conocida como la organización de Los Mellizos.

Víctor Manuel fue muerto durante un enfrentamiento con la policía, que lo quiso capturar en mayo del 2008. Días más tarde Miguel Angel Mejía fue arrestado cuando viajaba entre las ciudades de Ibagué y Bogotá, mimetizado dentro de un camión cisterna.

Para tratar de evitar la extradición a Estados Unidos, los hermanos Mejía habían comprado un frente de guerra paramilitar completo al que llamaron "Héroes de Arauca'', e intentaron adquirir la categoría de rebeldes para buscar prerrogativas judiciales y económicas que, a la postre, no consiguieron.

El sostenimiento del frente paramilitar les costaba cerca de $2.5 millones por mes y lo mantuvieron holgadamente durante casi cuatro años, a pesar de que en el 2005 supuestamente rindieron las armas de una parte de la organización para entrar en un proceso de paz con el gobierno.

Estados Unidos considera que se trata de uno de los traficantes de cocaína más poderosos de la última década y ahora enfrenta la posibilidad de ser condenado a la pena máxima de 30 años de cárcel. Colombia lo entregó bajo la condición de que no se le imponga en ningún caso una pena mayor a la que recibiría en este país (30 años) ni sea juzgado por delitos distintos a los que figuran en el pedido de extradición.

En entras condiciones, bajo la vigencia plena de la legislación estadounidense, el narco podría ser condenado a cadena perpetua.

En el 2004, los mellizos Mejía aparecieron por primera vez en la lista de los 12 narcotraficantes más buscados por la justicia de Estados Unidos.

La extradición de los mellizos Mejía Múnera, nacidos en Cali en 1995, fue aprobada por el Presidente el pasado 3 de febrero, pero solamente se cumplió el miércoles mientras fue tramitado un recurso de apelación cuyo fallo resultó adverso al delincuente.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios