Colombia

En la mira de EEUU el cerebro de la pirámide

EL PRESIDENTE de DMG, David Murcia Guzmán, escoltado por agentes policiales a su llegada de 
Panamá, donde fue capturado en noviembre pasado.
EL PRESIDENTE de DMG, David Murcia Guzmán, escoltado por agentes policiales a su llegada de Panamá, donde fue capturado en noviembre pasado. AFP/Getty Images

Estados Unidos tiene evidencias de que el grupo colombiano DMG, acusado de captación ilegal de dinero, hizo operaciones financieras en ese país y por eso evalúa la posibilidad de pedir la extradición de su cerebro, David Murcia Guzmán.

El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, señaló el jueves desde la localidad de La Uribe, donde inauguró una estación de policía que fue construida con fondos de su país, que ya se comprobaron esas evidencias.

"No quiero esconder que sí hay evidencias de que él hizo algunas de sus actividades y operaciones financieras en Estados Unidos, que por supuesto da a nuestro sistema legal la posibilidad de pedir su extradición en algún momento'', dijo.

El diplomático añadió que, además de Estados Unidos, se encontraron pruebas de la participación del Grupo DMG en operaciones financieras en otros países de la región.

"Eventualmente es el sistema legal de EEUU el que decide o no pedir la extradición de alguien como el señor Murcia y para eso tenemos que esperar'', puntualizó.

Una fiscal de Colombia acusó el martes a la madre de David Murcia Guzmán, cerebro del intervenido grupo financiero DMG, de blanquear el equivalente a $435,000.

Según la fiscal del caso, Amparo Guzmán de Murcia, madre del empresario arrestado en noviembre pasado en Panamá y también presa, figura como propietaria de 31 bienes adquiridos con dineros de origen ilícito, entre ellos inmuebles en la ciudad caribeña de Santa Marta.

El grupo DMG, que lleva las iniciales de su fundador, fue intervenido el 17 de noviembre del año pasado cuando el Gobierno colombiano decretó el estado de emergencia social para enfrentar la crisis desatada por las empresas que ganaban dinero ilegalmente ofreciendo altos intereses, conocidas como "pirámides''.

Dos días más tarde, la Fiscalía ordenó la captura de Murcia Guzmán, quien fue arrestado en Panamá y entregado a Colombia, y de otras seis personas.

Desde su prisión en Bogotá, Murcia ofreció esta semana varias entrevistas a medios panameños en las que admitió que financió campañas de políticos panameños.

DMG se presentaba como una comercializadora de bienes y servicios que vendía tarjetas de consumo y más tarde reconocía dividendos.

  Comentarios