Colombia

Jefe paramilitar preso en EEUU pide ayuda a Piedad Córdoba

Salvatore Mancuso, ex jefe de los escuadrones  de 
ultraderecha en Colombia.
Salvatore Mancuso, ex jefe de los escuadrones de ultraderecha en Colombia.

Salvatore Mancuso, ex jefe de los escuadrones de ultraderecha en Colombia, pidió ayuda -desde su prisión en Estados Unidos- a la congresista opositora Piedad Córdoba, ex mediadora de un canje de rehenes por rebeldes de la guerrilla de las FARC, anunció este domingo la congresista.

"El señor Mancuso me envió una carta en la que es muy claro en afirmar que se han presentado muchos obstáculos a su proceso de desmovilización y plantea la posibilidad de que yo me encuentre con él y con otros ex jefes de las AUC para conversar al respecto'', aseguró la congresista Córdoba a la AFP.

"Es una ayuda que ellos me solicitan. El contenido de la carta que me envía desde su prisión lo voy a revelar en los próximos días ante el Congreso de mi país y espero poder reunirme con él así como me he reunido en el pasado con los jefes de la guerrilla'', agregó Córdoba.

La congresista, férrea opositora al gobierno de Alvaro Uribe, señaló que la carta de Mancuso le fue entregada el jueves de la semana pasada en un pueblo de la Costa Caribe de Colombia, por parte de uno de los abogados de Mancuso, jefe político de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Córdoba fungió, junto al presidente venezolano Hugo Chávez, como mediadora de un canje de rehenes por rebeldes presos pero esa función fue cesada abruptamente por el presidente colombiano Alvaro Uribe que acusó a Chávez de estar interviniento en asuntos internos de su país.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregaron a Córdoba, en febrero pasado a seis rehenes que tenían en su poder: tres policías, un militar y dos políticos.

Colombia ha extraditado después de la desmovilización de las AUC, que culminó en 2006 con la entrega de armas de casi 32.000 combatientes, a unos 16 jefes de estos escuadrones de ultraderecha para ser juzgados en Estados Unidos por narcotráfico.

  Comentarios