Colombia

Empresario es culpable de vender armas a las FARC

Un jurado federal de Nueva York halló culpable al empresario de origen palestino Tareq al Ghazi, de negociar un acuerdo para vender millones de dólares en armas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los guerrilleros no recibieron el armamento por cuanto se trataba de una operación encubierta del gobierno de Estados Unidos mediante la que se logró atrapar al poderoso traficante de armas sirio Monzer al Kassar, condenado en la misma corte a 30 años.

La fiscalía logró convencer al jurado de que al-Ghazi se ofreció como intermediario para la negociación con la organizacion guerrrillera identificada en la acusación como una de los mayores exportadoras de cocaína en el mundo.

En el expediente el gobierno señaló además que dos informantes de la Agencia de Lucha contra las drogas DEA que posaban como emisarios de las FARC, le comunicaron a Al Ghazi que las armas serían usadas, entre otras cosas, para matar estadounidenses en Colombia.

También comprometió al empresario el hecho de que en marzo de 2007 uno de los informantes le preguntó cuántos estadounidenses había matado, y respondió que no sabía porque él se limitaba a dar las órdenes, agregó el documento acusatorio.

Al Ghazi fue hallado culpable de confabularse para asesinar oficiales estadounidenses, adquirir y exportar misiles antiaéreos y por conspirar para entregar material a una organización designada como terrorista.

Los traficantes de armas aceptaron vender a las FARC unos 9,000 fusiles de asalto, 4,000 granadas y miles de explosivos en un negocio en el que podrian haber obtenido una ganancia de $1 millon.

Durante las dos semanas de juicio, el abogado defensor de Al Ghazi intentó demostrar que su cliente fue inducido a participar en la transacción en una operación encubierta de Estados Unidos que no contó con la aprobación de los países donde se realizó (Líbano, España y Filipinas).

Con el pretexto de que las armas serían usadas para asesinar norteamericanos, se creó una jurisdicción falsa para justificar la intervención de los organismos federales, señalo el abogado Marc Agnifilo en un memorando de solicitud de anulación de la acusación.

"El señor Al Ghazi posiblemente morirá en una cárcel de Estados Unidos por una conducta que fue completamente inventada por el gobierno de Estados Unidos’’, escribió el abogado .

Todo esto fue hecho, agregó, con el único propósito de traer a su cliente a Estados Unidos así como "al premio mayor de la DEA, Al Kassar’’ para ser juzgados en cortes de este país.

Tareq al Ghazi, de 62 años, será sentenciado en junio y podría afrontar una pena de 25 años. En el mismo caso fue condenado a 25 años el ciudadano chileno, Luís Felipe Moreno.

  Comentarios