Colombia

Sube a $3 millones recompensa por jefes principales de la FARC

El gobierno de Colombia aumentó hasta el equivalente a tres millones de dólares la recompensa por la captura de los máximos jefes de las FARC "Alfonso Cano'' y "Mono Jojoy'', tras descubrirse un posible plan de la guerrilla para matar al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, anunció hoy el propio funcionario.

Santos indicó que las gratificaciones por Guillermo León Saenz, alias "Alfonso Cano'', jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y Jorge Briceño, "Mono Jojoy'', jefe militar, aumentaron de 5,000 millones de pesos colombianos (2 millones de dólares) a 7,000 millones (3 millones de dólares).

El ministro se refirió en una rueda de prensa al plan que, según el gobierno, se descubrió para atentar contra él, su familia y su hermano Enrique, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), y subrayó que, pese a los riesgos, su familia permanecerá en Colombia.

El presidente Alvaro Uribe anunció hoy la detención de diez presuntos guerrilleros de las FARC, que al parecer iban a atentar en la Semana Santa contra el Santos y su familia en la localidad turística de Anapoima, 70 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El titular de Defensa admitió que la suya "es una situación difícil'', pero que su familia le ha dicho "que no se quiere ir al exterior'' y que le quiere acompañar en su labor.

Sobre "Alfonso Cano'' y "Mono Jojoy'', señaló que "esos cabecillas no tienen futuro, van a caer tarde o temprano''.

''Por eso a la gente que los está cuidando les decimos que si se desmovilizan y nos entregan información para capturarlos van a ser recompensados con una muy buena suma'', añadió.

Santos aseguró que gracias a las labores de inteligencia de y a la colaboración del público se han desarticulado once atentados contra él y otros más contra distintas personalidades del país.

Recordó que hoy se conmemoró un año de la muerte del fundador y jefe máximo de las FARC, Pedro Antonio Marín, más conocido como "Manuel Marulanda Vélez'' o "Tirofijo'', y que se registraron algunas alteraciones del orden público en los días previos y durante la jornada.

Las FARC "quisieron que este mes fuera un 'marzo negro' para los colombianos, en respuesta al que tuvieron el año pasado, pero no pudieron'', subrayó.

Agregó que los insurgentes de ese grupo "abandonaron la guerra de guerrillas, optaron por hacer físico terrorismo, ya no combaten, ponen bombas, no se defienden a bala, ponen minas''.

Por último, precisó que en lo que va de año se han desmovilizado 713 guerrilleros, 561 han sido capturados y 129 abatidos.

''En su mayoría se están desmovilizando porque se sienten cada vez más débiles, porque sienten que ya no hay futuro, porque además están aburridos del maltrato y están aburridos porque entre ellos mismos se están fusilando'', puntualizó.

  Comentarios