Colombia

Camioneros colombianos inician huelga indefinida por precio de combustibles

Unos 140,000 camioneros colombianos inician este martes una huelga por tiempo indefinido para exigir al gobierno reducir los precios de los combustibles y cumplir acuerdos firmados durante anteriores protestas, informó su gremio.

"La inmovilización comienza esta noche y pararán de 140,000 a 150,000 camiones'', dijo a periodistas Nemesio Castillo, directivo de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), una de las agremiaciones del sector.

En la antesala del paro, que involucra al 90% del transporte de carga, el presidente Alvaro Uribe decretó una reducción del 5% del precio sugerido de la gasolina a partir del 1 de mayo, y del 6% en el de diesel.

Con la medida, el galón (unos 3.75 litros) de gasolina pasará a costar cerca de 7,200 pesos (3 dólares) y el de diesel 6,000 pesos (2,5 dólares), según el anuncio, que el gobierno justificó en la caída de la cotización internacional del petróleo.

Sin embargo, la rebaja es inferior al sobrecosto de ambos productos frente a los precios internacionales: 11% en la gasolina y 4.5% en el diesel, reconoció el mandatario.

La ACC consideró insuficiente la medida y señaló que es apenas uno de los 14 puntos que se propone discutir con el gobierno.

"No levantamos la inmovilización, aspiramos a una rebaja de 1,600 pesos (20%) por galón de gasolina'', afirmó Castillo, indicando que la reducción anunciada por Uribe es una "insignificancia''.

La superintendente de puertos y transporte, Haydeé Cañizares, confirmó que algunos conductores ya suspendieron labores. "La movilidad está bien, los camiones han parado pero no hay disturbios ni bloqueos'', señaló.

Castillo también reiteró la exigencia de obligar a los intermediarios a cumplir las tablas de fletes (tarifas), uno de los acuerdos que permitió levantar en agosto una huelga de 16 días con pérdidas por 170 millones de dólares.

Esos compromisos "no se han cumplido, la Superintendencia pareciera no existir para sancionar a los intermediarios que empobrecen a los transportadores'', sostuvo.

La superintendente llamó al diálogo y advirtió de sanciones "para quienes cesen la actividad sin justa causa'', como la cancelación de licencias y multas a los dueños de los vehículos.

Castillo sostuvo que el gobierno comete una "injusticia'' al mantener altos los precios de los combustibles, pese a la caída de la cotización internacional del petróleo y al mal estado de las vías.

El ejecutivo se niega a bajar más los precios señalando que los excedentes del recaudo están siendo invertidos en un fondo de estabilización de tarifas, ante futuros repuntes del crudo.

Entre enero y marzo el fondo acumuló 179 millones de dólares, que se suman a 79,5 millones de capital inicial, según Uribe.

  Comentarios