Colombia

Fallo impediría combatir a la mitad de los militares colombianos

Un joven soldado colombiano patrulla un barrio de Medellín en esta fotografía de abril.
Un joven soldado colombiano patrulla un barrio de Medellín en esta fotografía de abril. AFP/Getty Images

Los reclutas que prestan su servicio militar obligatorio y que conforman el 52 por ciento del pie de fuerza de las fuerzas armadas de Colombia no podrían ser enviados a combatir, lo que representaría un duro golpe en la lucha contra la guerrilla, advirtieron el jueves las autoridades al interpretar un fallo inapelable del Consejo de Estado.

Tal posibilidad "ocasionaría una catástrofe'' y "quedaríamos indefensos frente a la agresión que en estos momentos estamos enfrentando'', aseguró el comandante de las Fuerzas Militares, general Fredy Padilla.

El tribunal, máxima instancia de lo contencioso administrativo, falló en favor de un soldado conscripto que en 1994 fue herido por guerrilleros cuando desempeñaba funciones tácticas de inteligencia para las que, a su juicio, no estaba preparado.

Las principales acciones de combate del Ejército Nacional están a cargo del cuerpo de soldados profesionales, cuyo pie de fuerza es de unos 100,000 hombres.

De acuerdo con el fallo del Consejo de Estado, cuyo texto final no ha sido divulgado en su totalidad, el conscripto Wilson Guzmán deberá recibir una indemnización de aproximadamente $80 mil por las heridas que sufrió cuando prestaba el servicio obligatorio en el sureño departamento de Caquetá.

La decisión judicial implicaría que las funciones ofensivas y de combate de las fuerzas militares deben estar a cargo del cuerpo de profesionales, integrado por voluntarios a sueldo y entrenados de manera especial para la guerra.

Los conscriptos, en cambio, deberían ser destinados para ejercer tareas sociales y de protección del medio ambiente.

Esta doctrina, que distingue entre los reclutas y los militares profesionales, es tenida en cuenta por el tribunal desde el 2007, dijo el presidente del Consejo de Estado, magistrado Enrique Delafont Pianeta.

En criterio del general Padilla, esto plantea "una situación grave, realmente muy grave, gravísima''.

La Fuerza Pública de Colombia, incluyendo a la Policía, tiene cerca de 420,000 hombres en armas y el fallo haría que, según el general Padilla, "el 76.42 por ciento del Ejército y el 50 por ciento de la Armada queden fuera de combate''.

Los conscriptos en Colombia siempre fueron enviados a los frentes de batalla, incluso cuando surgieron los primeros contingentes de profesionales o de élite hace cerca de 15 años.

El fallo que alarma a los mandos militares sostiene que el recluta Guzmán debió ser asignado a tareas de bienestar social o de protección y no de inteligencia, para las que carecía de preparación.

En las dos primeras instancias de su causa, Guzmán tuvo sentencias adversas pues los jueces le dieron la razón al Comando del Batallón de Ejército "Liborio Mejía'' al que pertenecía y en el que fue destacado como operario de inteligencia para espiar al frente de combate 19 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Sin embargo, el Consejo de Estado decidió fallar en favor del conscripto "como quiera que en el asunto examinado se encuentran configurados los elementos estructurales de la responsabilidad extracontractual del Estado''.

El fallo observa que cada militar deber ser destacado en las labores para las que ha sido preparado y distingue entre los reclutas que prestan servicio militar obligatorio y los que se incorporan a las filas de manera voluntaria en calidad de soldados profesionales, oficiales y suboficiales.

Para el Consejo, los voluntarios asumen los riesgos de la guerra y reciben preparación especial para desempeñar eficazmente sus funciones. El caso de los reclutas obligados es distinto.

"La responsabilidad de la Administración se encuentra comprometida a título de falla en la prestación del servicio por exponer al soldado al fuego del adversario enviándolo a cumplir las labores de inteligencia táctica con los riegos que ello conlleva y ello determinó la causación del daño'' al soldado Guzmán, indicó el Consejo de Estado.

Otros fallos de altos tribunales colombianos han terminado por impedir el reclutamiento de menores de 18 años en las filas oficiales.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios