Colombia

Presidente colombiano empuja tratado comercial en Canadá

El presidente colombiano Alvaro Uribe trató de convencer el miércoles a legisladores canadienses para que ratifiquen un acuerdo de libre comercio estancado en el Parlamento.

El gobierno conservador canadiense esperaba obtener la ratificación parlamentaria para fines de junio, pero este proyecto dejó de ser prioritario y no será votado sino hasta el penúltimo trimestre, luego que partidos opositores y sindicatos expresaron objeciones a lo que llaman la trayectoria colombiana en materia de derechos humanos.

Uribe se reunió con el primer ministro Stephen Harper en Ottawa y prevé conversar con parlamentarios de oposición.

Harper exhortó a los partidos opositores a que cooperen con el gobierno minoritario y aceleren la aprobación del acuerdo. Uribe expresó su esperanza de una rápida ratificación.

Canadá ha expresado temor hacia una tendencia proteccionista en Estados Unidos y otros países.

"Adoptar un acuerdo de libre comercio con Colombia enviaría un mensaje enfático a Washington y al resto del mundo", dijo Harper.

"Le pido al parlamento que apruebe este acuerdo de libre comercio y que envíe un claro mensaje contra el proteccionismo. Eso es lo correcto para Canadá, Colombia y la economía global", añadió.

El año pasado Canadá reportó 1.170 millones de dólares (1.300 millones de dólares canadienses) en comercio con Colombia.

Uribe señaló que Colombia está entrenando a 300.000 trabajadores para que encuentren empleo en nuevos sectores.

Colombia carecerá de muchos de los antiguos empleos que tenía en el pasado, por lo que debe descubrir nuevos puestos de trabajo este año y el año que viene, explicó el mandatario colombiano.

Uribe indicó que el libre comercio es clave para lograr el éxito y que sin inversión internacional no se pueden crear nuevos empleos.

Stockwell Day, el ministro de Comercio de Canadá, indicó que el proyecto de ley está generando un debate muy sano.

Canadá ratificó recientemente un acuerdo de libre comercio con Perú y en estos momentos negocia uno con Panamá y Brasil.

Peter Julian, legislador del Nuevo Partido Demócrata, cercano a los sindicatos, dijo que el gobierno colombiano tiene los peores antecedentes de América en materia de derechos humanos, y señaló que los conservadores y la oposición liberal no deberían avalar el comportamiento de un "régimen violento y corrupto".

Uribe se reunió con Michael Ignatieff, miembro del Partido Liberal de oposición, en un intento por convencerlo del acuerdo. El apoyo de los liberales garantizaría la aprobación del tratado.

Los liberales no han revelado si apoyarán el acuerdo, pero el legislador Scott Brison, de ese partido, dijo el miércoles que su grupo considera que un compromiso económico fortalecería los compromisos en materia de derechos humanos.

"Como evidencia de ello, los miembros liberales de la asamblea y nuestro líder Michael Ignatieff, hicieron preguntas difíciles al presidente Uribe y a sus ministros, y recibieron respuestas sustanciales", dijo Brison en una entrevista telefónica con The Associated Press.

Brison dijo que los legisladores visitarán Colombia antes de una votación.

El Congreso Canadiense del Trabajo realizó una protesta cerca de la sede del Parlamento, cuando Uribe llegó para reunirse con los líderes políticos.

"Este es un país que en la última década tuvo el mayor número de sindicalistas muertos. Su expediente en derechos humanos es aterrador, dijo Hassan Yussuff, del Congreso Canadiense del Trabajo. "Si nuestro gobierno tiene un acuerdo con ellos, esencialmente lo recompensará, y creo que ello es completamente erróneo".

Afuera de la conferencia en Montreal, decenas de manifestantes se concentraron, en su mayoría para protestar contra el líder colombiano y sus intentos por suscribir un acuerdo comercial con Canadá.

"Creemos que un acuerdo de libre comercio no nos haría ningún bien y agravaría los problemas de derechos humanos", consideró Fabian Leon Asocdom, de SOS Colombia, una coalición de organizaciones sociales y sindicales.

  Comentarios