Colombia

Supremo colombiano niega extradición de guerrillero carcelero de Betancourt

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia negó hoy la extradición a Estados Unidos del rebelde de las FARC Elí Mendoza, alias "Martín Sombra'' o "El Carcelero'', quien vigiló en cautiverio a tres contratistas estadounidenses secuestrados y a Ingrid Betancourt, informaron fuentes judiciales.

''Ninguna de las conductas delictivas en que se ha sustentado el pedido de extradición de Elí Mendoza fueron cometidas en el exterior'', señaló la Sala Penal de la CSJ, que acogió el concepto de la Procuraduría General en ese sentido, con ponencia del magistrado Alfredo Gómez Quintero.

El procurador delegado ante el alto tribunal, Gabriel Jaimes Durán, había señalado que "la retención de los rehenes fue perpetrada y mantenida aquí (en Colombia), como también lo fue la posterior liberación''.

''Sombra'' era requerido por una corte estadounidense del Distrito de Columbia por siete cargos, entre ellos rebelión, toma de rehenes y porte de armas.

Por esos delitos, el rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fue condenado en su país a 24 años de prisión, tras un juicio al que fue sometido después de haber sido detenido, el 26 de febrero de 2008.

El guerrillero colombiano era solicitado por autoridades de EE.UU. principalmente por el secuestro de los contratistas del Pentágono, Marc Gonsalvez Thomas Howes y Keith Stansell.

Los tres fueron liberados por el Ejército colombiano en la "Operación Jaque'' el 2 de julio del año pasado, tras más de cinco años cautivos de las FARC junto con la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y un grupo de once soldados y policías.

Mendoza, nacido en 1952, está en las filas de las FARC "desde niño'' y en una reciente entrevista señaló que militaba en esa guerrilla desde "hace unos 40 años''.

La Sala Penal de la CSJ también rechazó, en febrero pasado, la extradición reclamada por Estados Unidos de Alexander Farfán, alias "Gafas'', detenido precisamente en la acción militar que permitió el rescate de los tres contratistas del Pentágono.

En esa ocasión la Corte también argumentó que el delito por el que Estados Unidos reclamaba a Farfán, también conocido como uno de los "carceleros'', fue un secuestro planeado y concretado en Colombia.

  Comentarios