Colombia

Obama y Santos acuerdan 'agenda nueva' entre EEUU y Colombia

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y su homólogo el estadounidense Barack Obama acordaron este viernes, en su primer encuentro personal, abrir una "nueva agenda'' entre ambos países que amplíe la relación más allá de temas militares y estratégicos.

Obama recibió a Santos al margen de la asamblea general de Naciones Unidas durante poco más de media hora, y lo primero que hizo fue felicitarlo por la muerte del jefe militar de la guerrilla marxista de las FARC, "Mono Jojoy'', un espectacular golpe que el propio Santos confirmó en Nueva York el jueves.

"Ayer fue un gran día para el pueblo de Colombia y para aquellos que buscan la paz en la región'', dijo Obama.

"Los colombianos han estado acosados por esta insurgencia terrorista por un tiempo bastante largo'', dijo el mandatario estadounidense.

Santos aseguró que esa operación militar marca una "nueva era'' para su país, en la que "el problema de la seguridad está más o menos resuelto''.

La muerte de Luis Suárez, alias Jorge Briceño o Mono Jojoy, significa un golpe muy duro para la guerrilla colombiana, coinciden analistas en ese país.

Esa victoria realzó aún más la visita de Santos como nuevo presidente a Nueva York, donde recibió numerosas felicitaciones de otros presidentes y de inversores.

"Lo que acordamos con el presidente Obama fue fortalecer la relación a través de una agenda nueva, que incluya temas diferentes a los que han sido los tradicionales, temas como desarrollo social, desarrollo económico y medio ambiente'', explicó Santos luego a la prensa.

Colombia, principal aliado militar y estratégico de Estados Unidos en América Latina, ha recibido más de 6.000 millones de dólares en ayuda militar desde 2000.

El objetivo con la entrada de un nuevo gobierno en Colombia es "que cambie un poco la estructura de nuestras relaciones'', añadió Santos.

A título de ejemplo, dijo Santos, "hablamos como el Plan Colombia podría evolucionar ayudando a la región utilizando la experiencia'' que ese país "ha venido acumulando en estos años''.

La experiencia militar colombiana en la lucha contra el narcotráfico ya ha sido solicitada por países no solamente en América Latina, sino en países como Afganistán.

Obama "celebró mucho las relaciones que hemos establecido en el pasado reciente con nuestros vecinos, y con la región en general'', precisó Santos.

Ex ministro de Defensa, un cargo que le llevó a mantener agrias polémicas con el gobierno venezolano, Santos logró entrevistarse y abrir el camino para la normalización de las relaciones con el vecino líder, Hugo Chávez, una de sus primeras medidas de política exterior.

Santos y Obama hablaron en inglés y bromearon sobre el equipo de baloncesto de la Universidad de Kansas, donde estudió el mandatario colombiano.

"Me defraudaron un poco el año pasado porque aposté que lo ganarían todo, pero perdieron'', dijo Obama ante la prensa, lo que provocó las risas de su invitado.

Santos explicó a su vez entre risas que los opositores republicanos de Obama siempre le recuerdan a él que cuando amplió estudios superiores en la universidad de Harvard, ‘‘lo corrompieron''.

Obama, que también estudió en esa universidad, rió ante la anécdota.

A pesar del tono relajado de la reunión, subsiste una cuenta pendiente entre Estados Unidos y Colombia, la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC).

"Me expresó que él era optimista de que después de las elecciones ese tratado pueda ser aprobado'', detalló Santos a la prensa.

Estados Unidos celebra elecciones legislativas el 2 de noviembre, en la que los demócratas podrían perder la mayoría en el Congreso, según sondeos.

El mandatario colombiano anunció también, antes de dirigirse a la ONU para pronunciar un discurso ante la asamblea general, que el subsecretario de Estado de Estados Unidos, James Steinberg, viajará a Colombia en octubre.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios