Colombia

Gobierno colombiano y profesores no llegan a acuerdo para terminar la huelga

Cientos de profesores marchan la pasada semana exigiendo mejoras salariales, prestación de servicio de salud y otros beneficios con un cacerolada, ante la sede del Ministerio de Educación en Bogotá.
Cientos de profesores marchan la pasada semana exigiendo mejoras salariales, prestación de servicio de salud y otros beneficios con un cacerolada, ante la sede del Ministerio de Educación en Bogotá. EFE

El gobierno colombiano y el sindicato de los trabajadores de la educación no consiguieron llegar este fin de semana a un acuerdo para poner fin a la huelga que los maestros iniciaron el pasado 22 de abril, informó el lunes la Defensoría del Pueblo.

La mesa de diálogo se instaló el pasado jueves con la mediación de la Defensoría, y en la sesión del domingo, que se prolongó por 20 horas, hasta la mañana del lunes, las partes no pudieron ponerse de acuerdo.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo a periodistas que el gobierno está dispuesto a aumentar un 12% el salario de los profesores para satisfacer, una propuesta planteada por el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, con el objetivo de acercar posiciones entre las dos partes.

Cárdenas destacó que ese incremento salarial, que aumenta en dos puntos porcentuales la propuesta inicial del gobierno, debe ser una “fórmula integral para resolver este problema”.

Los representantes de la Federación Nacional de Educadores (Fecode) habían rechazado previamente el aumento del 10% al considerarlo insuficiente.

Además de incrementos salariales, los maestros piden que mejoren las infraestructuras educativas y rechazan un examen que evalúa la calidad de los educadores porque argumentan que esa prueba es utilizada para frenarles las posibilidades de ascenso laboral.

En un comunicado, Fecode pidió que sea el propio presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el que negocie con los profesores, tarea que hasta ahora ha estado en manos de la ministra de Educación, Gina Parody, y de sus homólogos de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, y de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

“Fecode hace un llamado al presidente de la República, Juan Manuel Santos, para que asuma la dirección de la comisión negociadora y presente soluciones concretas a las justas peticiones del magisterio”, señala el comunicado.

Según Fecode, “la comisión gubernamental ha expuesto una serie de limitaciones a la hora de la negociación” y por esa razón la mesa de diálogo se levantó poco antes de las 7.00 horas (12.00 GMT) “a la espera de que sea el presidente Santos quien dé instrucciones claras sobre el camino a seguir”.

“Fecode mantiene el paro nacional indefinido”, agrega el comunicado en el que además asegura que el martes entregará a la Presidencia de la República más un millón de un firmas que se han recogido para solicitarle a Santos “que designe en el Ministerio de Educación a una persona que enfrente la actual crisis”.

Por su parte, el ministro del Trabajo afirmó que las negociaciones se dieron en un “ambiente positivo y amable” en el que se han hecho “todo tipo de formulaciones pero no podemos crear más expectativas ni ilusiones”.

“Aspiramos a que hoy prime la reflexión y la necesidad de volver a encontrar espacios de normalidad”, afirmó.

Otálora, quien ha ejercido como intermediario entre ambas partes, aseguró que “lo ideal es lograr un acuerdo conjunto y seguiremos trabajando para que las partes sigan sentadas a la mesa”.

Sin embargo, destacó que “la preocupación que nos ha quedado es el de los niños en la calle”, una inquietud que también ha expresado el Gobierno, ya que mientras dura la huelga unos nueve millones de alumnos de primaria y secundaria de escuelas públicas no están acudiendo a las aulas.

  Comentarios