Colombia

Colombia pide informe sobre presuntos abusos sexuales de militares de EEUU

El defensor del Pueblo de Colombia, Jorge Armando Otálora, solicitó el martes el informe sobre los supuestos abusos y consideró que en caso de que se compruebe su veracidad, ameritan un castigo penal y sanciones administrativas ejemplarizantes.
El defensor del Pueblo de Colombia, Jorge Armando Otálora, solicitó el martes el informe sobre los supuestos abusos y consideró que en caso de que se compruebe su veracidad, ameritan un castigo penal y sanciones administrativas ejemplarizantes. Defensoría del Pueblo de Colombia

La Defensoría del Pueblo de Colombia pidió el martes a los ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa que reclamen a las autoridades de EEUU un informe sobre el estado de las investigaciones relacionadas con presuntos abusos sexuales a menores por parte de militares de ese país.

En opinión del defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, estos procesos deben trascender la órbita disciplinaria, ya que, en caso de que se compruebe su veracidad, ameritan un castigo penal y sanciones administrativas ejemplarizantes, según declaraciones recogidas en un comunicado de su despacho.

Según denuncia el “Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas”, que fue publicado el pasado febrero, 54 menores de edad colombianas fueron violadas entre el 2003 y el 2007 por soldados y contratistas de Estados Unidos.

Estos ciudadanos estadounidenses, que estaban destinados en Colombia, grabaron los abusos y vendieron los videos como material pornográfico, según el informe.

Este estudio de 809 páginas fue encargado a 12 expertos, seis seleccionados por el gobierno y otros seis por las FARC, en el marco de los diálogos de paz que llevan a cabo en La Habana desde noviembre del 2012.

Uno de los expertos, Renán Vega Cantor, profesor titular del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, dijo que más allá delos ataques sexuales directos, “son frecuentes las violaciones y agresiones sexuales por parte del Ejército colombiano” tal y como refleja en una entrevista con un oficial de inteligencia de la Marina que recoge en el informe.

“Yo infiltré (en la guerrilla) a una pelada (niña) con un GPS así de grande (apuntando al mouse de un computador) en su vagina”, dijo el oficial citado en el informe.

En referencia a los videos, el defensor del Pueblo, dijo que al ser la pornografía infantil un delito de carácter trasnacional, hay mecanismos suficientes para garantizar la justicia y evitar la impunidad.

Asimismo, el defensor mostró su esperanza de que los colombianos puedan conocer cuántos de los 54 casos mencionados en el informe han sido investigados y en qué etapa se encuentran esos procesos.

  Comentarios