Colombia

Gobierno colombiano y profesores logran un ‘principio de acuerdo’

Padres y maestros participan en una manifestación el martes para mostrar su respaldo a la huelga que mantienen desde hace casi dos semanas unos 300,000 educadores públicos de primaria y secundaria en Colombia, en la Plaza de Bolívar en Bogotá.
Padres y maestros participan en una manifestación el martes para mostrar su respaldo a la huelga que mantienen desde hace casi dos semanas unos 300,000 educadores públicos de primaria y secundaria en Colombia, en la Plaza de Bolívar en Bogotá. EFE

Miles de maestros recorren el miércoles en un ambiente festivo las principales calles de Bogotá, en el marco de una huelga que inició hace dos semanas, mientras que el sindicato de los profesores públicos y el gobierno llegaron esta madrugada a un “principio de acuerdo” que entre otros, recoge un alza salarial del 12%.

Los educadores, llegados de todas partes del país, comenzaron a caminar a las 09.00 hora local (14.00 GMT) desde seis puntos distintos de la ciudad que se espera confluyan en horas de la tarde en la céntrica Plaza de Bolívar.

El encuentro, al que están convocados 50,000 maestros, contó con una asistencia masiva de docentes vestidos con camisetas de la selección colombiana de fútbol, banderas y gorras para protegerse del sol que avanzaban en un ambiente de absoluta fiesta donde pudieron verse coreografías y cánticos.

Tras arduas negociaciones, el gobierno y la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), el sindicato que aglutina a unos 300,000 docentes en paro, alcanzaron en la madrugada del miércoles un “principio de acuerdo” que recoge una subida salarial del 12% y la modificación del sistema de evaluación de los maestros, entre otros aspectos.

La provisional conclusión a ambas reivindicaciones, punta de lanza de la huelga, generaron malestar entre muchos de los manifestantes, como expresó a Efe Carolina Fonseca, maestra en el departamento de Cundinamarca (centro).

“No estamos de acuerdo con el preacuerdo porque (los negociadores de ambas partes) no han sido claros en los puntos, no especifican cómo van a hacer esos pagos”, manifestó.

Esta maestra de primaria, hija de docentes, asegura que los acuerdos son en parte una trampa y que el gobierno “no les está cumpliendo” para mejorar la calidad de la enseñanza pública, que actualmente “es una educación de pobres para pobres”.

Fonseca, que marchaba junto a un cartel en el que se podía leer “La parodia educativa”, un juego de palabras en alusión al nombre de la ministra de Educación, Gina Parody, aseguró que no siente que hayan “ganado nada”.

En este sentido, pidió a Fecode que “no venda” a los maestros y se mostró dispuesta a continuar con la huelga.

Después de la manifestación, Fecode someterá el acuerdo a votación de sus bases que decidirán si levantan o no la huelga iniciada el pasado 22 de abril.

  Comentarios