Colombia

Más mujeres en nuevo grupo de víctimas colombianas

Consuelo Perdomo, una ex congresista que estuvo secuestrada por FARC entre el 2001 y el 2008, es una de las víctimas del conflicto colombiano que viaja a Cuba para participar en las negociaciones de paz. Foto archivo.
Consuelo Perdomo, una ex congresista que estuvo secuestrada por FARC entre el 2001 y el 2008, es una de las víctimas del conflicto colombiano que viaja a Cuba para participar en las negociaciones de paz. Foto archivo. AP

Una mayoría de mujeres integra el segundo grupo de víctimas del conflicto armado en Colombia que viajó este martes a Cuba para participar en los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y las FARC, entre ellas una ex rehén de esa guerrilla.

“Este grupo refleja la dura realidad del conflicto armado, en el cual las mujeres han pagado un precio alto”, dijo Fabrizio Hochschild, delegado de Naciones Unidas en Colombia, al revelar en Bogotá la composición de la delegación.

La selección estuvo a cargo de la ONU y la Universidad Nacional de Colombia, con el apoyo de la Iglesia Católica.

Hochschild dijo que la realidad del secuestro “tiene que ser visibilizada en la delegación”, al aludir a la polémica por declaraciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), descalificando la condición de víctima de la ex rehén de las FARC y actual congresista Clara Rojas.

En este sentido, dijo, se incluyó a Consuelo Perdomo, una ex congresista cautiva de las FARC entre el 2001 y el 2008, y a Marleny Orjuela, prima del policía Edgar Alexander Zambrano, secuestrado por esa guerrilla cerca de cuatro años.

En la lista está también Marisol Garzón, hermana del periodista Jaime Garzón, asesinado por paramilitares en 1999, y Esperanza Uribe, esposa del juez Pablo Antonio Beltrán, muerto en 1989 en una masacre reconocida por el Estado.

Además fue convocada Juanita Barragán, de 26 años y reclutada a la fuerza por las FARC a los 13 años; Teresita Gaviria, presidente de la Asociación Madres de la Candelaria y cuyo hijo Cristian Camilo Quiroz desapareció en 1989, y Gloria Luz Gómez, hermana de Leonardo Gómez, líder estudiantil desaparecido en 1983.

También están María Choles, víctima de violencia sexual, y Yessika Hoyos, hija del sindicalista Jorge Darío Hoyos, asesinado en 2001.

“La gran mayoría que hacen la guerra son hombres y los que la sufren son mujeres”, señaló Hochschild.

Tres hombres completan el grupo: un afrodescendiente, Esau Lemos, defensor de los derechos humanos, y Gabriel Bisbicui, líder indígena, ambos víctimas de desplazamiento forzado, y Reinel Barbosa Cajica, también desplazado y discapacitado por una mina antipersona.

Hochschild dijo que espera que una vez hayan viajado a La Habana las 60 víctimas previstas por el proceso de paz, todos los afectados se sientan representados.

Cerca de 6.7 millones de personas han sido registradas por el gobierno de Colombia como víctimas del conflicto armado.

  Comentarios