Colombia

Número de desplazados en Colombia disminuyó casi la mitad entre 2010 y 2014

Aspectos varios de la invasión de parte de un grupo de desplazados a la plaza principal de la localidad de Bosa, al sur de Bogotá.
Aspectos varios de la invasión de parte de un grupo de desplazados a la plaza principal de la localidad de Bosa, al sur de Bogotá. El Tiempo

Un total de 947.180 personas sufrieron desplazamiento forzado en Colombia entre 2010 y 2014, lo que supone un 47 % menos que en el cuatrienio anterior, según se desprende de un informe que fue presentado este viernes por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Según los datos del informe “Desplazamiento forzado 2014”, en total hay 6.213.989 personas en Colombia que se han visto obligadas a abandonar sus zonas de origen, lo que lo convierte en el segundo país del mundo con más víctimas de este flagelo por detrás de Siria.

El estudio, que fue presentado hoy simultáneamente en Bogotá y Valledupar, capital del departamento del Cesar (norte), también muestra que en promedio 189.436 personas sufrieron anualmente desplazamiento forzoso entre 2010 y 2014.

Sin embargo, los datos se reducen desde el año 2012 como consecuencia del inicio de las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC, lo que produjo una disminución de la intensidad del conflicto, según explicó hoy la directora encargada de la Unidad de Víctimas, Iris Marín.

“El proceso de negociación ha llevado a un desescalamiento de las hostilidades que hemos podido ver a pesar de los incidentes que ha habido. Efectivamente, el desplazamiento forzado ha disminuido de manera ostensible”, destacó.

Y es que el número de desplazados cayó entre 2013 y 2014, un año en el que 150.753 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares por el conflicto interno colombiano, el número más bajo desde 1997, el primero analizado en el estudio.

Marín también subrayó que para obtener ese resultado jugó un papel fundamental la política “de prevención integral” que ha desarrollado la Fuerza Pública, lo que ha traído más seguridad a los territorios.

De los 947.180 colombianos que se vieron obligados a abandonar sus hogares entre 2010 y 2014, casi 200.000 fueron víctimas de las bacrim, bandas criminales nacidas tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006.

El número se redujo notablemente si se comparan los datos con los cuatrienios precedentes, ya que entre 2002 y 2005, durante el primer mandato del expresidente Álvaro Uribe, 1.854.786 personas sufrieron desplazamiento forzado, una media de 463.697 ciudadanos por año.

Entre 2006 y 2009, período que se corresponde parcialmente con el segundo mandato de Uribe, 1.457.846 colombianos se vieron obligados a abandonar sus hogares, lo que supone 366.962 personas cada año.

En el primer período analizado, entre 1997 y 2001, un arco temporal que se corresponde en su mayoría con el Gobierno de Andrés Pastrana y que está marcado por los fallidos diálogos de paz entre el Ejecutivo y las FARC en el sur del país, casi 1,7 millones de personas fueron víctimas del desplazamiento forzoso.

En lo que va de 2015 se han producido 537 casos documentados de personas que han sufrido desplazamiento forzoso.

Los primeros meses del años han estado marcados por el alto el fuego unilateral e indefinido que las FARC iniciaron el pasado 20 de diciembre y que se vio interrumpido el 15 de abril con el ataque de esa guerrilla a un pelotón militar en el departamento del Cauca (suroeste) en el que murieron once uniformados.

En marzo, y en respuesta al cese el fuego iniciado por las FARC, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó suspender los bombardeos sobre los campamentos del grupo armado con el objetivo de reducir la intensidad del conflicto.

El mandatario revocó el mandato el mismo 15 de abril tras el ataque que segó la vida de los once militares.

Los más de 6,2 millones de casos de desplazamiento forzoso que se han registrado en el país suponen el 81,3 % de las personas inscritas en el Registro Único de Víctimas, por lo que este es el hecho victimizante más habitual en Colombia.

Sin embargo y como acompañamiento del informe, la Unidad de Víctimas subrayó una encuesta realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), que indica que el 78 % de los núcleos familiares forzados al desplazamiento han retornado a sus casas.

Además, el 10 % de las víctimas ya están estabilizados socioeconómicamente, según el DANE.

  Comentarios