Colombia

Ex jefe de negociaciones de paz de las FARC no asumirá escaño en el Senado

El ex comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luciano Marín Arango (c), alias "Iván Márquez" (cen.), Jorge Torres Victoria (i), alias "Pablo Catatumbo" (izq.), y Seuxis Paucias Hernández Solarte (d), alias "Jesús Santrich", hablan durante una rueda de prensa el 4 de marzo de 2014, en La Habana, Cuba.
El ex comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luciano Marín Arango (c), alias "Iván Márquez" (cen.), Jorge Torres Victoria (i), alias "Pablo Catatumbo" (izq.), y Seuxis Paucias Hernández Solarte (d), alias "Jesús Santrich", hablan durante una rueda de prensa el 4 de marzo de 2014, en La Habana, Cuba. EFE

El ex jefe de las negociaciones de paz de la guerrilla de las FARC, Iván Márquez, dijo que no asumirá su escaño en el Senado del Congreso colombiano para evitar que lo tilden de “narcotraficante” y mientras se mantenga la crisis del acuerdo firmado por esa guerrilla con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

“¿Cómo hago yo para ir el 20 de julio a ejercer como senador que es una derivación del acuerdo de paz en La Habana, que no es un regalo tampoco, y que me vayan a decir que soy un narcotraficante? Yo no estoy para esas cosas. Necesitamos respeto. Prefiero dejar esa joda allá”, dijo el ex guerrillero.

Según el acuerdo que firmaron el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el 2016, esa guerrilla convertida ahora en el movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) puede tener cinco escaños en la Cámara y cinco en el Senado.

Márquez hizo el anuncio el martes en una entrevista con el medio colombiano CM& la noticia, en momentos en que su sobrino Marlon Marín está en Nueva York cooperando con las autoridades estadounidenses en una investigación sobre drogas en la que estaría involucrado otro de los líderes de las FARC, Jesús Santrich.

Santrich fue detenido por las autoridades colombianas por cargos presentados por EEUU de presunta asociación para traficar diez toneladas de cocaína al país norteamericano junto con el cartel mexicano de Sinaloa.

El caso es seguido muy de cerca por la comunidad colombiana del sur de la Florida, donde residen personas que fueron secuestradas o perseguidas por las FARC y que se manifestaron en contra de varios aspectos del acuerdo de paz.

“Yo me voy a quedar aquí el tiempo que sea necesario hasta que vea que esto va en serio (lo acordado en el convenio de paz). Y si no, decirles que no nos molesten, déjenos trabajar simplemente”, dijo Márquez, quien se encuentra en un campamento para ex guerrilleros en la provincia de Caquetá, Colombia.

El asesor político de las FARC decidió trasladarse a ese lugar por temor a que lo detuvieran, luego de que el mismo Santrich le advirtió que él podría ser el segundo arrestado, en un caso que Márquez considera es para sabotear el acuerdo de paz que incluyó la entrega de las armas de los guerrilleros y su participación en la política de Colombia.



“Es muy duro lo que estoy diciendo porque esto equivale a decir que fracasó el proceso de paz en Colombia”, dijo Márquez a CM& la noticia.

Con respecto a Santrich, lo defendió durante la entrevista.

“No se a quién se le puede ocurrir, tiene que ser una mente enferma, que Santrich está involucrado en narcotráfico, que tenía dispuestas 10 toneladas de cocaína. ¿Dónde? ¿Qué nos digan en qué parte? Que tenía una flota de aviones. ¿Dónde está la flota?”, preguntó.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog.
  Comentarios