Colombia

FARC matan a siete policías y ELN se atribuye muerte de dos líderes indígenas de Colombia

BOGOTA

El ataque contra los policías fue perpetrado hacia el martes en Tierradentro, en el departamento de Córdoba y a 415 kilómetros al noroeste de Bogotá, informó el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional de Colombia. Foto archivo.
El ataque contra los policías fue perpetrado hacia el martes en Tierradentro, en el departamento de Córdoba y a 415 kilómetros al noroeste de Bogotá, informó el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional de Colombia. Foto archivo. AP

Siete policías murieron y cinco más resultaron heridos el martes luego de una emboscada de las FARC a una patrulla policial en el noroeste de Colombia, mientras que el ELN se atribuyó el asesinato de los líderes indígenas Miguel Becheche Zarco y Ernelio Pacheco Tunay, ocurridos este fin de semana en el departamento del Chocó.

El ataque contra los policías fue perpetrado hacia el mediodía en Tierradentro, en el departamento de Córdoba y a 415 kilómetros al noroeste de Bogotá, explicó informó el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional.

“Siete de mis policías fueron asesinados en Tierradentro, cinco más (resultaron) gravemente heridos y dos ilesos cuando se transportaban en un camión de la Policía”, indicó el oficial, que atribuyó el hecho al frente 58 de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los guerrilleros lanzaron explosivos al paso del camión con los uniformados, agregó.

Los uniformados heridos fueron internados en centros médicos de Montería, capital de Córdoba, a unos 500 kilómetros al noroeste de la capital colombiana.

Entretanto, el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) se atribuyó el asesinato de los líderes indígenas Miguel Becheche Zarco y Ernelio Pacheco Tunay.

En un comunicado publicado en una de sus páginas web, el ELN afirma que “se vieron en la necesidad de actuar” contra ellos ya que ambos habían “abandonado sus comunidades y formaban parte de las filas de las fuerzas armadas tanto paramilitares como militares del ejército gubernamental colombiano”.

Pacheco, presidente de la Organización Indígena del Chocó (OICH), fue asesinado el viernes, en tanto que el cadáver de Becheche, que se desempeñaba como presidente de la Asociación de Cabildos Indígenas del Alto Baudo (ACIAB), fue encontrado el domingo, un día después de ser raptado.

El ELN asegura que “mediante seguimientos e investigaciones de varios años”, redactaron una lista de “informantes y cooperantes de organismos de inteligencia del Estado colombiano” que residen en la zona del Chocó, en la que figuraban los nombres de ambos líderes.

Por este motivo, añade la nota de prensa, se determinó en “un tribunal revolucionario” que Pacheco y Becheche “dejaron de ser civiles” y, en consecuencia, “se determinó hacer justicia revolucionaria” contra ellos.

En el Chocó, donde ambos líderes fueron asesinados, actúan varios grupos armados paramilitares, además del ELN, que luchan por el control de la riqueza minera y el narcotráfico en la región.

La situación de violencia contra las comunidades indígenas y afrodescendientes, que son mayoría en la región, ha sido denunciada en numerosas ocasiones por la Defensoría del Pueblo de Colombia y Naciones Unidas, quienes el pasado julio alertaron de la “crisis humanitaria” que vive el departamento.

Desde fines del 2012, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

  Comentarios