Colombia

¿Comienza Iván Duque a desmarcarse de su jefe Álvaro Uribe y del uribismo?

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe (izq.) acompaña al candidato presidencial Iván Duque en un acto de campaña en Bogotá, el 20 de mayo.
El ex presidente colombiano Álvaro Uribe (izq.) acompaña al candidato presidencial Iván Duque en un acto de campaña en Bogotá, el 20 de mayo. AP

El recién posesionado presidente de Colombia, Iván Duque, empezó el primer día de su mandato con dos polémicos hechos protagonizados por su partido político el Centro Democrático que no reflejan las banderas con las que ha dicho va a gobernar durante estos cuatro años.

El primero tiene que ver con las reacciones que ha causado el discurso del uribista Ernesto Macías, presidente del Congreso, durante el acto de investidura que se realizó el martes en la Plaza de Bolívar, en Bogotá.

Su intervención ante cientos de invitados y diez mandatarios de la región estuvo marcada de críticas contra el gobierno de Juan Manuel Santos, a quien acusó de dejar su mandato con las “cifras más preocupantes de la historia”.

Aunque su discurso fue aplaudido por un sector uribista, congresistas de otros partidos políticos se retiraron del acto y calificaron la intervención del presidente del Congreso como un discurso “cargado de odio, infamias y mentiras” y de ir en contra de la postura que fijó Duque de gobernar sin “odios, rencores ni mezquindades”.

Las palabras de Macías van en contravía de los lineamientos que, según Duque, van a representar su mandato: “quiero gobernar a Colombia superando las divisiones de izquierda y derecha (...) con el espíritu de construir y nunca destruir”.



Ante la polémica desatada, Macías salió a defenderse en su cuenta de Twitter: “En mi discurso a nadie insulté, a nadie ultrajé. Simplemente leí las cifras del Gobierno saliente. Es la realidad del país”.

En una reunión en privado entre varios congresistas del Centro Democrático y el ex presidente y senador Álvaro Uribe en un recinto del Congreso, celebraron entre risas y aplausos el discurso de Macías.

“El discurso de Ernesto yo le digo, fríamente, sin emociones, es absolutamente necesario. Era absolutamente necesario”, dijo Uribe.

El ex mandatario, incluso, celebró que el nuevo presidente de los colombianos no se hubiera “metido” en apoyar la consulta anticorrupción impulsada por el Partido Verde y con la que se busca frenar la corrupción en el país.

Otra fue la postura que fijó Duque semanas atrás, cuando anunció su respaldo a la consulta anticorrupción. Sin embargo, durante su discurso de posesión no mencionó una sola palabra sobre este tema.

El video de la celebración privada del uribismo fue divulgado en la noche del martes por Noticias Uno.

Otro aspecto en el que parece estarse desmarcando Duque es en la postura frente a los diálogos de paz con la guerrilla del ELN. Mientras Uribe ha pedido que se deben suspender, Duque anunció el martes que hará una “evaluación profunda” de los mismos antes de tomar una decisión definitiva.

  Comentarios