Colombia

Senadores instan a Trump a certificar a Colombia por su lucha contra el narcotráfico

La Policía antinarcóticos de Colombia examina cocaína de un cargamento interceptado en Buenaventura, Colombia. Foto de archivo.
La Policía antinarcóticos de Colombia examina cocaína de un cargamento interceptado en Buenaventura, Colombia. Foto de archivo. AFP/Getty Images

Dos senadores de Florida instaron este lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a certificar ante el Congreso que Colombia está “totalmente comprometida” a trabajar con el gobierno estadounidense para combatir el tráfico ilegal de drogas.

La descertificación es un mecanismo que tiene Estados Unidos para sancionar a los países que según sus criterios no alcanzan resultados en la lucha antidrogas, listado en el cual incluye a las naciones productoras y de tránsito de estupefacientes.

La ley le da al presidente de Estados Unidos tres opciones: certificar, negar la certificación o dar una certificación de interés nacional.

Los republicanos Marco Rubio y Rick Scott hicieron la solicitud en una carta a Trump en la que destacaron que Colombia es la nación “más proactiva (en la lucha) contra el narcotráfico en el hemisferio occidental, solo superada por Estados Unidos”, además de ser uno de los socios de EEUU “más fuertes y capaces” en América Latina y el Caribe.

En la misiva afirmaron que los colombianos están mejorando sus esfuerzos de interdicción y detallaron que entre agosto de 2018 a junio de 2019, la policía y los militares interceptaron 407 toneladas métricas de cocaína y base de coca, “aproximadamente la mitad de la producción total de cocaína de Colombia”.


Rubio y Scott dijeron que el gobierno del presidente colombiano Iván Duque ha frenado con éxito la expansión de la producción de drogas en el último año.

Dijeron que según estimaciones de 2018 publicadas por la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca, “el cultivo de coca y la producción de cocaína en Colombia sigue siendo alto”, pero no ha continuado aumentando.

El informe también indica que el cultivo de coca en Colombia registró una ligera disminución al pasar de 209,000 hectáreas en 2017 a 208,000 en 2018.


Otro de los logros mencionados por los senadores es cómo Duque ha aumentado el número de grupos de erradicación civil a 100, en comparación con solo 23 cuando asumió la Presidencia de Colombia.

Los senadores recordaron que sucesivas administraciones estadounidenses han trabajado estrechamente con los funcionarios electos y las fuerzas de seguridad de Colombia para desarrollar la capacidad de los cuerpos de seguridad para detener el flujo de tráfico ilícito e interceptar narcóticos con destino a Estados Unidos.

También dijeron que durante décadas, el Congreso ha requerido que el presidente identifique los países principales productores de drogas ilícitas o de tránsito de drogas que “han cooperado plenamente” con el gobierno de EEUU en el combate del narcotráfico o que han “fallado” en hacerlo.


“Como usted sabe, el presidente colombiano Iván Duque sigue siendo un gran amigo de EEUU. Después de varios viajes a Colombia, fuimos testigos de primera mano de los grandes socios que son la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Colombia de las agencias de inteligencia, militares y de aplicación de la ley de EEUU”, aseveraron los senadores.

En la misiva dijeron que esperan que “Colombia continúe consolidando este progreso como resultado de la decisión de su Corte constitucional autorizando al gobierno colombiano a que reinicie la fumigación aérea de la coca con glifosato”.


“Por lo tanto, le instamos a certificar a Colombia como un socio importante en la lucha contra las drogas ilícitas. Pocos pasos harían más para demostrar que Estados Unidos está comprometido con una relación sólida con Colombia en los años venidero”, dijeron Rubio y Scott.

En caso de una descertificación, la ayuda no humanitaria al país afectado con la medida es retenida y Estados Unidos vota en contra en las instituciones financieras internacionales cualquier préstamo solicitado por este.

Periodista y editora con especialización en América Latina, judicial, negocios y temas locales relacionados con la comunidad latinoamericana. Gran parte de su carrera la desarrolló en agencias internacionales de noticias. Su trabajo de investigación “Emigrar a la muerte: Venezolanas asesinadas en Latinoamérica” recibió los premios 2019 FSNE y SPJ Sunshine State.
  Comentarios