Colombia

Santos espera más "gestos" de las FARC, además del cese el fuego unilateral

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo el miércoles que es ‘una alternativa perfectamente viable’ concentrar los guerrilleros de las FARC en una zona de distensión en la primera fase del postconflicto, si se firma la paz.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo el miércoles que es ‘una alternativa perfectamente viable’ concentrar los guerrilleros de las FARC en una zona de distensión en la primera fase del postconflicto, si se firma la paz. EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, calificó este viernes como “gesto positivo” el cese el fuego unilateral e indefinido de las FARC que comenzará mañana y dijo que espera que se complemente con otras iniciativas para bajar la intensidad al conflicto armado en el país.

“Es un gesto positivo en la dirección correcta”, manifestó el presidente en la ciudad de Itagüí, en el departamento de Antioquia (noroeste), donde inauguró un puesto policial.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron el miércoles en La Habana, con ocasión del cierre del último ciclo del año de los diálogos de paz con el Gobierno, que a las 00.01 hora local (05.01 GMT) del sábado comenzarán un cese el fuego unilateral indefinido “que debe transformarse en armisticio”.

“Yo espero que eso se complemente con otros gestos, para ir desescalando este conflicto. Y espero que esto también contribuya a acelerar los resultados de las conversaciones en La Habana, para llegar, ahí sí, a ese cese al fuego bilateral y definitivo, que le ponga fin a esta guerra”, añadió el jefe de Estado.

Las FARC, que reclaman con insistencia un cese el fuego bilateral mientras se negocia la paz en Cuba, condicionaron la duración de su tregua unilateral a que sus unidades no sean atacadas por la fuerza pública y plantearon además una veeduría internacional, lo que el Gobierno no acepta.

Santos agregó que el Gobierno vigilará el cese el fuego unilateral que comenzará mañana y que ha sido antecedido hoy por ataques guerrilleros contra el Ejército y la Policía en varias partes del país con un resultado de ocho muertos, seis heridos y un desaparecido.

El mandatario consideró el cese el fuego “otro paso en la dirección correcta” junto con un reconocimiento por parte de las FARC de su responsabilidad en la masacre de Bojayá, en el departamento del Chocó (oeste), en la que murieron 79 personas en mayo de 2002.

“Por primera vez las FARC reconocen su responsabilidad en la masacre de Bojayá, asumen esa responsabilidad, piden perdón y se comprometen a reparar a las víctimas. Eso nos va a ir acercando a ese momento definitivo de ponerle fin a este conflicto. Por eso creo que vamos en la dirección correcta”, agregó.

  Comentarios