Colombia

Wayúu ven histórico que CIDH pida a Colombia combatir desnutrición infantil

Un grupo de niñas Wayúu bailan una danza tradicional, en Bahía Portete, Alta Guajira (Colombia). Las comunidades Wayúu del desierto de La Guajira ultiman estos días los detalles para inaugurar una escuela que contará con una sala virtual y otra de memoria histórica, donde casi un centenar de niños recuperarán una identidad que perdieron por culpa del conflicto armado colombiano.
Un grupo de niñas Wayúu bailan una danza tradicional, en Bahía Portete, Alta Guajira (Colombia). Las comunidades Wayúu del desierto de La Guajira ultiman estos días los detalles para inaugurar una escuela que contará con una sala virtual y otra de memoria histórica, donde casi un centenar de niños recuperarán una identidad que perdieron por culpa del conflicto armado colombiano. EFE

La comunidad indígena Wayúu de Colombia calificó este viernes como “histórica” la petición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al Estado para que tome medidas cautelares que frenen los problemas de desnutrición de los niños de esa población y mejoren sus condiciones de vida.

“Calificamos como histórica (la decisión) porque eran necesarias estas medidas para proteger el derecho a la vida de nuestros niños que vienen siendo azotados por ese flagelo que hay en nuestro territorio: la falta de agua y del suministro de alimentos”, manifestó a Efe el representante legal de la Asociación de Autoridades Regionales Indígenas Wayúu, Javier Rojas.

La CIDH solicitó ayer al Gobierno colombiano “adoptar las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad” de niños y adolescentes Wayúu en los municipios de Uribía, Manaure, Riohacha y Maicao en el departamento de La Guajira (norte).

En este sentido, Rojas aseguró que estos problemas han llevado a la muerte a unos 4.700 niños desde 2007 hasta febrero de este año, fecha en la que la comunidad hizo la solicitud de medidas cautelares ante la CIDH.

Asimismo, agregó que desde febrero hasta hoy la cifra de niños muertos ha “traspasado la barrera de los 5.000”, teniendo en cuenta solo aquellos registrados por la asociación en su territorio, ya que si se suman aquellos que no habitan en las localidades en las que trabaja la cifra se podría elevar hasta los 14.000.

Entre las solicitudes hechas por la comunidad a la CIDH están las de “brindar atención en salud, suministro de agua potable y de alimentos en calidad y cantidad”.

Esa solicitud fue tenida en cuenta por la CIDH debido a la “situación de gravedad” que viven las comunidades.

“Esperamos que esas órdenes sean concertadas como lo dice el fallo con los beneficiarios y sus representantes para que se pueda articular un buen trabajo y una buena solución de fondo a los problemas”, agregó Rojas.

Por su parte, el viceministro de Asuntos Multilaterales de la Cancillería de Colombia, Francisco Echeverri, aseguró en medios locales que el Gobierno acatará el fallo.

“Colombia acata las medidas y más tratándose de un tema de integridad física, protección de niños y adolescentes (…). Colombia va a responder no solo en una ocasión, lo va a seguir haciendo permanentemente, es un problema que a todos nos afecta y vamos a buscar soluciones urgentes y permanentes”, señaló Echeverri en la emisora RCN Radio.

El funcionario apuntó que personal del Ministerio de Salud, Viceministerio del Agua, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) hacen presencia en La Guajira para coordinar “medidas urgentes” adicionales.

La CIDH otorgó al Gobierno colombiano un plazo máximo de 15 días desde que se expidió el documento, el pasado 11 de diciembre, para entregar en un informe escrito las respuestas y acciones adicionales que tomarán para contrarrestar los efectos causados.

  Comentarios