Cuba

Denuncian prohibición de entrada a dignatarios extranjeros

El entonces presidente mexicano Felipe Calderón pronuncia un discurso en agosto del 2012.
El entonces presidente mexicano Felipe Calderón pronuncia un discurso en agosto del 2012. AP

El ex presidente mexicano Felipe Calderón denunció el martes que las autoridades migratorias cubanas le prohibieron su ingreso a la isla, donde planeaba asistir a un homenaje al fallecido disidente Oswaldo Payá.

Calderón publicó en su cuenta de Twitter el mensaje que le transmitió Aeroméxico: “Nos informa Inmigración de Cuba que pasajero FCH no está autorizado para entrar a Cuba y solicita que no sea documentado en vuelo AM451”.

En otro mensaje dirigido a Rosa María Payá, el ex mandatario informó a la hija del disidente que “lamentablemente” no podrá acudir al homenaje.

Por otra parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México lamentó el martes la decisión de Cuba de no autorizar el viaje de Calderón

“Anhelo y me comprometo a luchar para que un día todos los latinoamericanos podamos vivir en libertad, justicia y democracia”, escribió Calderón, el primer ex mandatario mexicano al que Cuba le niega el ingreso.

También el martes, Mariana Aylwin, ex ministra chilena de Educación, denunció que Cuba le prohibió la entrada al país.

Estaba previsto que Aylwin recibiera el miércoles un premio concedido de forma póstuma a su padre, el ex presidente Patricio Aylwin, por la fundación que preside Rosa María Payá.

El ex presidente mexicano retuiteó la denuncia que Aylwin publicó en la red social y pidió al gobierno cubano que “rectifique este absurdo” y permita “recordar” a Oswaldo Payá.

Asimismo, Calderón expresó su agradecimiento a Aeroméxico “por sus atenciones y ayuda”. “Sé que no es culpa de ustedes”, afirmó.

Oswaldo Payá falleció en julio del 2012 junto al también disidente cubano Harold Cepero, cuando el vehículo en que viajaban se impactó contra un árbol. El automóvil era conducido por Ángel Carromero, dirigente de las juventudes del Partido Popular de España.

La familia de Payá insiste en que la muerte del disidente fue un asesinato orquestado por las autoridades cubanas.

Durante su mandato, Felipe Calderón trató de mejorar las relaciones con la isla, que vivieron momentos de gran tensión durante el gobierno de Vicente Fox, cuando las dos naciones estuvieron al borde de la ruptura diplomática.

México llegó a retirar a su embajadora en la isla y expulsó al representante cubano tras acusar a La Habana de entrometerse en sus asuntos internos.

El acercamiento entre ambos países comenzó en 2007, ya con Calderón en el poder, y en septiembre de ese año fueron designados nuevos embajadores, lo que llevó a la plena normalización de los lazos en marzo de 2008.

Sin embargo, en el 2009 ocurrió otro momento difícil al suspender Cuba por un mes los vuelos comerciales con México por la epidemia de gripe A, y por las críticas desde la isla por un supuesto ocultamiento oficial en este país de la enfermedad.

Calderón suspendió entonces la visita que planeaba realizar a la nación antillana en el 2009 para sellar la normalización de los vínculos bilaterales, que se concretó en abril del 2012, en el último año de su mandato.

  Comentarios