Cuba

Cooperativas no agropecuarias en Cuba se concentran en el sector servicios

Varios turistas almuerzan en un restaurante privado en La Habana (Cuba) el lunes 17 de octubre de 2016.
Varios turistas almuerzan en un restaurante privado en La Habana (Cuba) el lunes 17 de octubre de 2016. EFE

El sector de los servicios gastronómicos, personales y técnicos concentra hoy un total de 219 cooperativas no agropecuarias, el mayor número de esa modalidad autorizada por el Gobierno de la isla en 2012 como parte de los espacios que se abren al incipiente sector privado.

Al cierre de 2016 Cuba contaba con un total de 397 cooperativas privadas en activo, y de ese total 132 operan en el comercio y la reparación de efectos personales, 116 en restaurantes, 60 en la construcción y 49 en el sector de la manufactura, entre otras actividades.

El 32 % de las unidades de la gastronomía y los servicios personales y técnicos han pasado a formas de gestión no estatal, donde se ubican las cooperativas y los negocios particulares, según indicó en un balance la ministra del Comercio Interior, Mari Blanca Ortega, citada por medios oficiales.

De los 4,173 centros gestionados en la actualidad por particulares, 1,878 se dedican a la gastronomía y los restantes 2,295 a los servicios personales como peluquerías y barberías, y técnicos, dedicados fundamentalmente a la reparación de equipos electrodomésticos.

La ministra Ortega explicó que uno de los propósitos de esta política es mantener los servicios que se prestan y rescatar aquellos que constituyen tradiciones culturales e históricas en unidades emblemáticas, conservando su imagen e identidad, además elevar la calidad y la eficiencia en la atención al cliente.

Las cooperativas no agropecuarias han sido constituidas en sectores como el comercio, la gastronomía, el transporte de pasajeros y el movimiento de carga y sus servicios asociados, con actividades de construcción, industria, alimentación, energía y contables.

Estas nuevas formas de gestión económica tienen presencia en todas las provincias del país, con 221 en la provincia La Habana, 68 en Artemisa, 20 en Matanzas, 14 en Mayabeque y 12 en Pinar del Río (12), de acuerdo con un informe de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).

La ampliación del trabajo privado, emprendida desde finales de 2010, es una de las principales reformas del Gobierno de Raúl Castro para “actualizar” el modelo económico socialista de la isla.

En principio fueron 178 las actividades aprobadas pero en la actualidad suman más de 200 las labores que pueden ejercer los “cuentapropistas”, eufemismo con el que se denomina a los empleados privados.

Cuba registró más de 535,000 trabajadores privados o no estatales en 2016, de acuerdo con los últimos datos divulgados por el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MTSS) de la isla.

  Comentarios