Cuba

México dará permiso de estancia, no asilo, a cubanos en Nuevo Laredo

UNOS 300 cubanos en Nuevo Laredo, México, esperan que les permitan entrar a Estados Unidos, en una imagen del 8 de abril.
UNOS 300 cubanos en Nuevo Laredo, México, esperan que les permitan entrar a Estados Unidos, en una imagen del 8 de abril. AFP/Getty Images

El gobierno de México decidió “regularizar” el estatus migratorio de 588 cubanos que están varados en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, aunque aseguró que no les ha concedido la condición de refugiados o asilo político “porque no enfrentan persecución de ningún tipo”.

En un comunicado publicado en su página de Facebook el viernes, el Instituto Nacional de Migración (INM) informa que inició “la regularización migratoria de 588 cubanos que se encuentran en Nuevo Laredo, Tamaulipas” y que “ha brindado todas las facilidades” para que obtengan “su condición de estancia en el país por razones humanitarias con permiso para realizar actividades remuneradas, por lo que en próximas fechas los primeros 273 de ellos quedaran regularizados”.


Asimismo, aseguran que “en ningún momento, se les ha concedido la condición de refugiados o asilado político debido a que no enfrentan una persecución de ningún tipo”.

Anteriormente, el alcalde de de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, había informado que los cubanos varadoa allí podrían legalizar su estancia a través de asilo político en el país. Tras esas declaraciones, el Nuevo Herald contactó el miércoles al INM, pero una funcionaria del departamento de comunicación social dijo que no podía ofrecer ningún detalle sobre el caso, por lo que no queda claro si esos cubanos habrían o no solicitado asilo o refugio.

En el comunicado, el INM incorrectamente señala que Estados Unidos suspendió desde el 12 de enero, “la Ley de Ajuste Cubano, conocida como pies secos, pies mojados”. El gobierno del entonces presidente Barack Obama eliminó la política de admisión especial conocida como “pies, secos, pies mojados”, pero no la Ley de Ajuste cubano, que sólo puede ser derogada por el Congreso.

La decisión de Obama dejó en un limbo a miles de cubanos que estaban en México y Centroamérica camino a Estados Unidos. Los gobiernos de México y Panamá han deportado a la isla a cientos de cubanos, pero un número no determinado sigue en esos países, muchos en albergues improvisados o al cuidado de instituciones religiosas.


Aunque la medida anunciada por el gobierno mexicano favorecería a 588 cubanos, según la prensa local de Nuevo Laredo, en esa ciudad podría haber hasta 1,300. Además, la condición de estancia de visitante por razones humitarias es un permiso temporal, otorgado por lo general a personas que han solicitado refugio o asilo político, por lo que el destino final de estos cubanos sigue en suspenso.

Uno de ellos escribió en la página de Facebook que creó el grupo de cubanos varados en Nuevo Laredo que las autoridades mexicanas les habrían comunicado que podrían solicitar asilo, pero que debían presentar las pruebas pertinentes para obtenerlo.

“A mi modo de ver, están poniendo una curita para evitar que se forme una crisis humanitaria acá, distribuirnos por todo México y después de un año regresarnos a Cuba, si es que no nos regresan antes. Porque hasta ahora no nos han dado ninguna garantía de que nos vayan a otorgar asilo político y mucho menos a todos”, escribió un usuario que se identificó como “un cubano de los que se encuentran varados en Nuevo Laredo”.


En medio de esta incertidumbre, unos 300 cubanos protestaron el sábado frente a un puente fronterizo de esa ciudad para pedir al presidente Donald Trump que les permita entrar a territorio estadounidense. “Sr. Presidente, sólo queremos vivir en libertad” y Presidente Trump, no seremos una carga para Estados Unidos”, decían las pancartas enarboladas por algunos manifestantes.

“Nuestro destino final no es México, salimos con un sueño y queremos realizarlo allá”, dijo a una televisora local Magalys Verdecia Polanco, una cubana que portaba una bandera estadounidense durante la manifestación.

Según una de las pancartas, en el grupo de cubanos varados hay 60 niños.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres.

  Comentarios