Cuba

Ramón Saúl Sánchez responde a Mariela Castro y acepta invitación de viajar a Cuba

Mariela Castro y Ramón Saúl Sánchez.
Mariela Castro y Ramón Saúl Sánchez. Miami

El líder del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, aceptó la invitación para viajar a Cuba que realizó Mariela Castro Espín a la comunidad cubana en el exilio en una entrevista con el canal WPLG Local10.

“Mariela, acepto tu invitación a ‘descubrir’ Cuba. ¿Garantizas mi libertad de movimiento y expresión? ¡Dime cuándo y por dónde entro!”, escribió Sánchez en sus perfiles en las redes sociales. Sánchez es un activista por los derechos humanos y exiliado en Estados Unidos desde que tenía 12 años.

“En el exilio siempre hemos pedido que nos dejen regresar a nuestra patria. Incluso hice una huelga de hambre frente a la entonces oficina de intereses en Washington”, explica Sánchez.

Mariela, hija del gobernante cubano Raúl Castro, dijo en una entrevista que exhortaba a los cubanos del exilio a que “abran su corazón y vayan a descubrir y sentir la nación que les dio origen”. Según ella, podrían asombrarse con que “hay una historia que no fue la que les contaron”.

En otra entrevista con la BBC publicada el jueves, “garantiza” que no habrá otro Castro en el poder tras la anunciada retirada de su padre el próximo año de la presidencia del país.

En el caso de Sánchez, él no puede viajar a Cuba porque el gobierno se arroga el derecho de admitir o rechazar el regreso de los cubanos que hayan emigrado de la isla.


La ley migratoria vigente otorga un plazo de 24 meses para residir en el extranjero sin perder el derecho a regresar. En caso de que un ciudadano cubano pase más tiempo fuera del país pierde automáticamente sus derechos como residente y para regresar a su país necesitará obtener una “habilitación”, una especie de salvoconducto otorgado a discreción de las autoridades migratorias, controladas por el Ministerio del Interior.

La habilitación es un permiso de entradas múltiples al país, que permite al ciudadano cubano emigrado permanecer durante 30 días (prorrogables) en la isla. Frecuentemente este trámite es denegado a opositores, exiliados y periodistas que no tienen el visto bueno del gobierno.


Ramón Saúl Sánchez ha ayudado desde hace décadas a miles de balseros que han cruzado el Estrecho de la Florida huyendo del gobierno de la isla. Es uno de los activistas más reconocidos del exilio cubano en Miami y recientemente protagonizó protestas contra la compañía de cruceros Carnival por considerar que era discriminatorio que los cubanoamericanos no pudieran desembarcar en la isla.


En aquella ocasión, la presión ejercida por los exiliados y el aumento de la demanda turística hizo que el gobierno cubano cambiara la legislación, ya que hasta entonces impedía el arribo de nacionales a través de embarcaciones.

Siga a Mario J. Pentón en Twitter: @mariojose_cuba

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios