Cuba

Continúa polémica sobre programa de médicos cubanos en Brasil

Un grupo de médicos cubanos se apresta a recibir entrenamiento en la Universidad de Brasilia antes de iniciar sus labores como parte del programa Más Médicos, en esta foto de archivo de agosto del 2013.
Un grupo de médicos cubanos se apresta a recibir entrenamiento en la Universidad de Brasilia antes de iniciar sus labores como parte del programa Más Médicos, en esta foto de archivo de agosto del 2013. AP

Varios médicos cubanos que participan como colaboradores en Brasil en el programa Más Médicos, impulsado por el gobierno de Dilma Rouseff, han denunciado que las autoridades de la isla los están presionando para que sus familias regresen a Cuba.

En un mensaje enviado a el Nuevo Herald, uno de estos médicos afirma estar indignado por el mensaje recibido a través de los coordinadores de la misión: “nos están orientando que nuestra familia tiene que abandonar el territorio brasileño en un mes y nos amenazan abiertamente, [con] que si ellos no lo hacen, simplemente seremos desligados del programa”.

“¿Por qué nos quieren privar del derecho de estar junto a nuestros familiares, derecho que nos respetó y concedió la hermana república brasileña?”, se pregunta.

Los médicos han tomado las redes sociales y la prensa para hacer las denuncias. El periódico Folha de Sao Paulo recopiló información acerca de al menos 30 casos similares, incluso parejas de médicos con hijos pequeños, los que deberían regresar a la isla. La posibilidad de que los niños sean separados de sus padres, “hiere la dignidad del médico”, dijo a ese periódico Florentino Cardoso, presidente de la Asociación Médica Brasileña. “Es algo que no podemos aceptar”, añadió.

Según Folha, autoridades del Ministerio de Salud Pública cubano se habrían reunido con médicos para informarles que sus familiares no podían permanecer con ellos por más de 30 días, pese a que el gobierno brasileño les habría otorgado permisos de residencia temporales por la duración de la colaboración, unos 36 meses.

Pese a las numerosas quejas en sitios de la prensa cubana y extranjera, el blog de la Brigada Médica Cubana en Brasil suscintamente informa a sus miembros que “el tema relacionado con los familiares en Brasil, es de interés que todos conozcan lo definido para el mismo: Los coordinadores estaduales cuentan con la argumentación de este tema, los que irán contentando con cada uno de ustedes; además les dirán como se llevará a cabo este proceso para todo el que desee traer familiares a Brasil o ya cuenten con algún familiar acá”.

El Programa Más Médicos

El programa, que surgió en el 2013 como respuesta de la presidenta brasileña Dilma Rousseff a protestas populares en contra de su gestión, favorecería a 50 millones de personas en las zonas más pobres de Brasil, según señaló la propia mandataria en un programa radial.

Pero el proyecto ha generado mucha polémica. Aunque según datos oficiales, la iniciativa contaba a mediados del 2014 con el apoyo del 75 por ciento de los brasileños, también registra más de 35 acciones legales en su contra.

A fines del 2014, el Ministerio Público Federal (MPF) de Brasilia solicitó, en dos documentos enviados a la Justicia Federal, que el gobierno brasileño pague directamente el salario a los profesionales cubanos sin la intermediación del gobierno de Cuba o de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Portal Brasil, una página oficial del gobierno de ese país publicó en junio del 2014 las declaraciones del ministro de Salud, Arthur Chioro, quien afirmó que su gobierno no se relacionaba directamente con el gobierno cubano para tratar temas relacionados con el programa.

“Nuestra relación se da exclusivamente con la OPS, y no con el gobierno cubano. Esos médicos cubanos continúan manteniendo vínculos con el gobierno cubano”, añadió.

Según el reporte, los médicos cubanos reciben 2,976 reales (equivalentes a $1,000) como salario, mientras “los otros médicos del programa reciben 10,000 reales por mes (equivalentes a $3,200 al cambio actual).

Pero el portal gubernamental no menciona que de los $1,000, $600 son depositados en una cuenta bancaria en la isla y solo pueden ser retirados al término de la colaboración. Tampoco se señala que el gobierno cubano está recibiendo los 10,000 reales mensuales por cada colaborador, como denuncian las acciones legales promovidas por el MPF.

Las demandas sostienen, además, que la OPS habría cobrando una comisión y que recibió en el 2013 pagos por adelantado del gobierno brasileño por unos 510 millones de reales ($208 millones) para llevar a los médicos cubanos.

En uno de los documentos, la fiscal Luciana Loureiro Oliveira afirma que “el convenio con la OPS se resiente de graves vicios, ya que viola de una sola vez, los principios constitucionales de la legalidad, de la publicidad/transparencia y de la motivación de los actos administrativos”.

Los cubanos constituyen casi el 80 por ciento de los médicos que participan en el programa, lo que ha suscitado alegaciones de que su objetivo es realmente promover una relación bilateral, tras la filtración de un video en el que la coordinadora de la OPS para ese programa, Mary Alice Fortunato Barbosa, comenta a varios asesores del gobierno brasileño que “si nosotros ponemos gobierno cubano y nuestro documento se hace público, cualquier persona va a entender que estamos escondiendo la cosa, de fomentar una relación bilateral, y eso puede detonar”.

Aunque supuestamente el programa está abierto a otras nacionalidades, en el 2013 solo se destinó el 0.13 por ciento del presupuesto para médicos de otros países, según la televisora Jornal da Band, que publicó el video, el que muestra también como los funcionarios asistentes deciden inscribir a 50 “asesores” cubanos como médicos, para no levantar suspicacias.

La OPS no ha contestado a las peticiones de la prensa brasileña ni de el Nuevo Herald para que comente sobre este tema.

Tras la publicación del video, la OPS publicó una declaración sobre el programa Más Médicos en la que, sin referirse directamente al tema de los familiares de los médicos cubanos o las acciones legales, aseguran que los proyectos de cooperación en los que participa son implementados “observando el cumplimiento de los marcos legales y las normas internacionales, de forma transparente y con procesos administrativos y financieros rigurosos”.

Según información publicada en el diario oficial Granma, en el 2014, Cuba esperaba recibir por la exportación de servicios de salud más de $8,000 millones. Tras un aumento de salario aprobado en marzo del 2014, un médico con dos especialidades puede cobrar hasta 1,600 pesos cubanos mensuales, el equivalentes a $64.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter:@ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios